gmail-redactor.png

El exceso de correos electrónicos sin importancia nos quita el tiempo y disminuye nuestra productividad. En promedio un empleado revisa su email 36 veces por hora, y emplea 13 horas a la semana leyendo, eliminando, enviando y organizando emails. Más 16 minutos en volver a concentrarse para regresar a sus actividades primordiales.

Hoy, Techne te trae 3 consejos elementales para que no pierdas el tiempo mientras trabajas, y para que el exceso de correros electrónicos no te abrume.

1. SaneBox, organiza tus mensajes. Esta aplicación utiliza un algoritmo para organizar la totalidad de los mensajes de tu bandeja de entrada. Los mensajes no considerados prioridad se colocan automáticamente en una carpeta específica, que se podrá revisar en otro momento. Sanebox trabaja con los principales proveedores de email, como Gmail, Outlook y Yahoo, además, tiene un precio asequible y es sencillo de utilizar.

Captura de pantalla 2014-07-29 a la(s) 20.09.54

 

2. Silenciar, el botón desconocido de Gmail. Aunque poca gente lo conoce, este botón permite desaparecer esas cadenas de emails aburridas en las que participan demasiados compañeros de trabajo. La próxima vez que un email de grupo comience a bombardear tu bandeja de entrada, simplemente selecciona la conversación y haz clic en Silenciar en el menú desplegable titulado Más. Cualquier respuesta nueva realizada en esa conversación evitará tu bandeja de entrada y se archivará para que la puedas leer más tarde.

Captura de pantalla 2014-07-29 a la(s) 20.12.02

3.  Chatea en Yammer. Siguiendo con el tema de las cadenas de mensajes sin interés, el email nunca fue diseñado para el trabajo en equipo. Los mensajes llenan la pantalla, lo que hace que los usuarios tengan que moverse rápidamente dentro de la conversación para estar al tanto de lo que pasa. Una mejor opción sería utilizar herramientas internas de networking como Yammer, que incluyen cadenas de discusión al estilo de Facebook. De esta manera, varios empleados pueden publicar, responder y ver mensajes de manera centralizada y en tiempo real. Esto ayuda a ahorrar muchísimo tiempo, además de permitir que las cadenas de mensajes centrales puedan buscarse de manera pública.

yammer