Un agente secreto no debe embriagarse para tener éxito, esta importante habilidad se puede entrenar.

Los agentes de la URSS la utilizaron mucho durante sus actividades en otros países. No se enseñaba de modo oficial, así que empleaban sus propios métodos.

El general mayor retirado Yuri Kobaladze perteneció al Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia. Compartió estas técnicas especiales en su libro “S.V.R.: La vida de los agentes de inteligencia”.

1. Antes del evento, comer algo picante y beber un trago de vodka

El cuerpo comenzará a producir enzimas que neutralizan el alcohol y ralentizan la intoxicación.

2. Usar absorbentes digestivos, incluso carbón activado

3. Tomar una tableta de vitamina C, comer cítricos o cebollas

El ácido ascórbico previene la intoxicación etílica.

4. No mezclar diferentes bebidas alcohólicas

Un punto importante que muchos que toman bebidas alcohólicas saben, pues al hacerlo, se puede potenciar la embriaguez o sufrir malestares.

5. Aumentar la actividad física: bailar o salir al aire libre para emborracharse más lentamente

Se rumoreaba que los espías de la KGB tomaban unas pastillas secretas especiales. En realidad, se basaban en estos métodos.

Fuente: RT