Después de que Apple implementara su nueva política de privacidad en iOS 14.5, Facebook ya comenzó su campaña para intentar convencer al usuario para que permita ser rastreado. La táctica de convencimiento incluye el que tanto Facebook como Instagram pudieran pasar a ser de pago.

“Facebook es y siempre será gratis”

Uno de los lemas que tenía Facebook en su página de registro y que misteriosamente desapareció en 2019. Después de que su CEO, Mark Zuckerberg, testificara en el Congreso, el lema cambió a: “Siempre habrá una versión de Facebook gratis”.

Desde que Apple anunció la nueva función de protección en iOS 14.5, Facebook se opuso a esta medida. Era lógico, ya que su principal negocio de Facebook es la publicidad y necesita recabar toda la información posible del usuario, sin embargo, los escándalos de privacidad por los que ha pasado el gigante azul, ha creado serias dudas acerca de su manejo y posible venta a otras empresas.

Apple libera iOS 14.5 que restringirá el seguimiento de Facebook, nuevos emojis y más

De esta forma, con iOS 14.5, Apple obliga al usuario a decidir si dan su permiso explícito para ser rastreados o no.

Tácticas de Facebook

Para convencer a la gente de que se deje rastrear, Facebook había mostrado hace poco un mayor control para que el usuario decidiera qué tipo de anuncios ver, algo que repercutió poco.

Ahora, con la llegada de iOS 14.5, están apareciendo anuncios en Facebook e Instagram de este tipo: “Utilizamos la información sobre su actividad recibida de otras aplicaciones y sitios web para: mostrarle anuncios personalizados, mantener que Facebook sea gratis, y apoyar a las empresas que dependen de los anuncios para llegar a sus clientes”.

¿Les funcionará este tipo de medidas? ¿Los días de Facebook están contados tal y como lo conocemos ahora? Serán los usuarios los que decidirán si Facebook sigue haciendo dinero a costa de sus datos personales o tendrá que reinventar su modelo de negocio.