Modo Oscuro

Google descubrió una seria vulnerabilidad en su popular buscador Google Chrome. Se trata de un “zero-day” exploit, una falla que en principio es desconocida y difícil de ser detectada hasta el momento en el que los piratas cibernéticos la encuentran y empiezan a utilizarla.

Lo anterior quiere decir que los piratas de la web lograron explotar un fallo en el navegador. Sin embargo, los ingenieros de Google la detectaron e inmediatamente se pusieron en la tarea de crear una solución rápida. En principio, no tienes que hacer nada, ya que la solución es implementada automáticamente por Google sin que te des cuenta. La idea es que el usuario no deba hacer más que cerrar el navegador y volverlo a abrir para estar al día

Dado el tipo de vulnerabilidad que era, la empresa ha recomendado que los usuarios revisen que la versión más reciente de su navegador sea la 72.0.3626.121. Si esta es la que tienes, estás a salvo. De lo contrario, debes fijarte en la parte superior derecha del navegador si tienes una notificación pendiente en color amarillo o rojo. Lo único que debes hacer es presionarla y asegurarte de presionar “actualizar Google Chrome”.

Google explicó que la vulnerabilidad permite a los hackers ingresar y ejecutar programación dañina. Es conocida como CVE-2019-5786. Esto hace que esta vulnerabilidad es que el navegador abandone la seguridad de Chrome y ejecutar comandos de un sistema operativo de terceros.

Las actualizaciones ya han sido desplegadas para todos los sistemas: desde Windows, hasta Mac y Linux. La falla fue dada a conocer el pasado viernes y siempre este tipo de actualizaciones toman algunos días en llegar a todos los usuarios así que por eso es necesario que actualices tu Google Chrome y te fijes si realmente está al día con la última versión que tiene el parche de seguridad.

Comentarios