Modo Oscuro

Después de los terremotos del mes de septiembre del año pasado, en México muchas personas siguen sufriendo no sólo las perdidas materiales, sino más importante aún, las perdidas humanas ante la imposibilidad de rescatar a las personas vivas minutos, horas o días después de los fátidicos acontecimientos que destruyeron comunidades enteras.


Ante escenarios como los de 2017, alumnos y maestros del área de mecatrónica de la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM) -ubicada en el municipio de Huajuapan de León, en el Estado de Oaxaca-, trabajan en un robot todo terreno “topo” que permitirá, en las zonas de emergencia, entrar a edificios y hogares, en los lugares más difíciles para ubicar a personas que hayan quedado atrapados bajo los escombros y rescatarlos.


El laboratorio de robótica es quien coordina este proyecto que inició mucho antes de los terremotos de septiembre de 2017, y que ha logrado armar una máquina inteligente que podrá desplazarse en escaleras, rocas muy grandes y diferentes tipos de ambientes adversos para salvar vidas, pese al costo que ha rebasado los 10 mil dólares americanos, es decir más de 150 mil pesos mexicanos.

Está planteado que lo concluyan en octubre de 2018 debido a que lo llevarán a un concurso de robots de rescate en Japón, cuya iniciativa surgió por el desastre nuclear en Fukushima en 2011, que provocó un terremoto de magnitud 9.0, en donde, a pesar de todos los avances tecnológicos que tiene ese país en materia de robótica, no contaban con una herramienta que permitiera el apoyo para este tipo de emergencias.

Comentarios