Captura de pantalla 2014-10-23 a las 14.48.21

Durante la keynote de la semana pasada, Apple presentó sus nuevos iPads, además de su propia SIM, anuncio que pasó desapercibido en ese momento, pero que hoy está en la boca de Europa debido al desafío que representa para las operadoras y choques con la legislación.

Esta tarjeta vendría preinstalada en el iPad Air 2, sin una compañía de telefonía determinada, lo que permitiría presumiblemente al usuario cambiar de operadora según la tarifa que más le convenga en el momento sin tener que cambiar la SIM. Al parecer, se pueden contratar varios planes de distintas compañía y elegir la que se desea.

Apple ya ha llegado a un acuerdo con tres “telecos” estadounidenses (AT&T, T-Mobile y Sprint) y con la británica Everything Everywhere. La tarjeta SIM también funcionará en el extranjero, con las ofertas de las operadoras locales que tengan acuerdos con citadas compañías.

Sin embargo, en los países de la Unión Europea (UE), los de Cupertino se enfrentarían a un problema, además de los impedimentos que puedan poner las propias teleoperadoras, de acuerdo al legislación vigente para poder comercializar este producto Apple tendría que establecerse en el viejo continente como una operadora. Deberá solicitar la licencia ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y llegar a acuerdos con las grandes operadoras europeas.