Es la pregunta que todo mundo se hace, y aunque algunos ya tomaron su decisión, otros siguen indecisos escuchando todavía sus mp3 guardados en su disco duro externo con Winamp tuneado. Digo, todavía es válido escuchar la música de esa forma porque no es necesario Internet y porque no te atas a ninguna plataforma, sin embargo, te estarías perdiendo un montón de música que te podría gustar mucho e incluso sin gastar dinero.

Es por eso que probé ambas plataformas de música por streaming y estas son mis impresiones respecto al servicio que ofrecen en distintas áreas y por fin, decidir cuál es el mejor.

Suscripción

Seguramente esta es la parte medular de los que deciden probar algún servicio en streaming, ya que Spotify se lleva la preferencia.

spotify suscripcion
Imagen: Spotify

Mientras este servicio ofrece una suscripción gratuita y otra de pago, muchos son los usuarios que prefieren probar la primera opción para después, si se convencen, pagar la suscripción premium. Por el otro lado, Apple Music sólo ofrece la suscripción de pago, eso sí, te da 3 meses de uso gratuito para que te decidas (sin compromiso).

Apple Music Suscripcion
Imagen: Apple

Si te interesa pagar menos y tener todas las ventajas en cualquiera de las plataformas musicales, puedes convencer a tu familia o amigos para que compren la suscripción familiar y así cada quien pague una parte de la suscripción. Tanto en Apple Music como en Spotify el costo de la suscripción es de $149 MXN que permite hasta 6 personas en total.

Ganador: Spotify

Sonido

Tal vez para unos sea la parte menos relevante del análisis de ambas plataformas, pero para otros es la que incline la balanza hacia un lado. En mi caso, este fue el punto que decidió mi elección.

En las pruebas pudimos comprobar las sutiles diferencias de sonido que hay entre la calidad de sonido de Spotify y la de Apple Music y todo radica en la forma en la cuál comprime la música cada plataforma.

Mientras Spotify usa el códec OGG Vorbis, Apple usa el códec AAC. Cabe recordar que una canción, tal cual, se graba en un estudio tiene un peso considerable en Megabytes por lo que para comprimirla se usan estos codecs de audio. Lo que hace cada codec es comprimir o quitar aquellos "bits de más" que el oído humano no percibe y así reducir el tamaño del archivo, haciéndolo más manejable.

Spotify seguramente eligió el códec OGG porque, primeramente es software libre no propietario, además este códec permite meter más bitrate en menos espacio lo cual lo hace ideal para que sea el campeón de reproducción casi al instante.

Eso sí, el sonido que ofrece Spotify es potente, incluye su propio ecualizador para iOS y en el coche suena muy bien.

El único PERO que tiene su sonido es que es un poco sucio, esto es, cuando escuchas con detalle (con audífonos por supuesto) la música, hay ciertas texturas que se pierden y no ofrece un sonido limpio. Por ejemplo, canciones con mucha riqueza de instrumentos, sencillamente se pierden.

Por su parte, Apple Music utiliza el codec AAC porque, en primera es codec que la misma empresa desarrolló y en segunda, porque el sonido resultante es muy limpio y equilibrado. Puedes escuchar cada instrumento de la canción y darte cuenta que hay más sonidos de los que creías.

Eso sí, tardará unos milisegundos más en cargar la canción a diferencia de Spotify, pero en cambio, la riqueza de sonidos, para algunos, marcará la diferencia entre un servicio y otro.

Afortunadamente puedes probar ambos servicios (la suscripción gratuita de Spotify y los tres meses gratis de Apple Music) para comparar el sonido que ofrece ambas plataformas y escoger el que más te guste.

Ganador: Apple Music

Canciones

Entramos de lleno en la fuerza bruta y lo que presume cada plataforma en relación al catálogo de canciones que ofrece.

Desde hace poco Spotify ya no dice cuantas canciones tiene, sólo dice que tiene millones, pero antes decía que tenía más de 30 millones. Un número muy respetable.

Apple Music sí va directo al grano, es más, hasta lo presume en su página web: 45 millones de canciones. Son tantas en ambas plataformas que ni aún escuchando todas las canciones sin parar te alcanzaría una vida para terminarlas todas.

En el apartado de las playlists, Spotify ha creado cientos o quizá miles de playlists para casi todos los gustos y estados de ánimo; sus algoritmos hacen un buen trabajo aunque a veces aparecen canciones que nada que ver.

Apple Music presume que sus playlists están elaboradas por "curadores" de música humanos, además cuenta con una radio gratuita llamada Beats 1 que suena 24/7 donde pasan lo mejor del mundo con música seleccionada por afamados Dj's.

Seguramente, estando en cualquiera de estas dos plataformas, podrás encontrar esas canciones raras que sólo a ti te gustan e incluso podrás encontrar "las viejitas" que tanto le gustan a tus papás o abuelos.

Ganador: Apple Music

Interfaz de usuario

Otro punto importante a la hora de elegir entre Spotify y Apple Music. Y es que no es nada fácil organizar y ofrecer una interfaz amigable al usuario, que lo que menos quiere es estar buscando la canción que quiere en cualquier momento.

Spotify ha hecho muy bien su trabajo en este aspecto. Además de reproducir canciones casi al instante, también su interfaz te permite navegar entre tu biblioteca, explorar nuevas canciones o playlists, búsqueda o configuración de la aplicación.

Afortunadamente Spotify se ha puesto las pilas y prácticamente puedes encontrar una aplicación para cualquier dispositivo electrónico. Está disponible para Windows, Mac, Linux, iOS, Android, navegador Web, algunas Smart TV, compatibilidad con Chromecast y Apple TV.

Mi experiencia con la interfaz de Spotify ha sido muy favorable. Todo está muy bien organizado y lo que más me gustó es el Daily Mix. Básicamente Spotify revisa tus gustos musicales y arma varias playlist distintas cada día con la super ventaja que no se detiene nunca la playlist.

Por otro lado, Apple Music tuvo un comienzo difícil. Empezó con un buen catálogo de canciones pero su interfaz de usuario dejaba mucho que desear. Cortes en la reproducción, inestabilidad de la aplicación, menús confusos y una desorganización de canciones a la hora de consolidar la biblioteca local con la de iCloud.

Desde ese entonces, Apple ha estado puliendo la app y si bien ya trabaja a la perfección en iOS, todavía hay detalles en la interfaz de usuario que falta por implementar y en la que Spotify le lleva ventaja.

Por ejemplo, a medida que vas agregando música a tu biblioteca, ésta se va llenando de artistas y canciones, pero es al momento de ordenar los resultados cuando se vuelve todo confuso porque solamente la app te permite ordenarla por artista y título. A muchos nos gusta reproducir las canciones recientemente agregadas a la biblioteca, (no sólo álbumes Apple, ¡también canciones!) por lo que sería genial que incluyeran esta pequeña pero significativa mejora.

Otro problema que aún sigue sin resolver Apple es cuando el servicio consolida la música de tu biblioteca (aquella que ya descargaste) con la nueva que vas agregando. Básicamente lo que Apple quiere hacer es que toda tu música que ya descargaste por años y que ya la tienes bien organizada, pase en automático, junto con nueva música que has descubierto en la plataforma, a una sola biblioteca para que ninguna canción quede fuera.

Suena bonito, pero la realidad es que al querer ver mis álbumes, aparecen algunos con canciones que no se pueden reproducir, sólo unas pocas sí. Para escuchar esas canciones tengo que hacer la búsqueda y luego ir al álbum en cuestión donde sí aparecen todas las canciones. Ignoro porqué Apple Music hace esto.

Total que la interfaz todavía no es muy clara que digamos, le falta más trabajo a Apple para que sea fácil de usar como la de Spotify. Eso sí, la app de Android de Apple Music tiene muchas quejas de sus usuarios por inestabilidad de la app. Eso si, te advertimos que funciona mucho mejor la app en iOS que en Android.

Por último mencionar que Apple Music podrás usarlo en iTunes para Windows, Mac, iOS, Android y compatibilidad con Apple Watch y Apple TV.

Ganador: Spotify

Conclusión

Sin duda el mejor servicio se lo lleva Spotify, ya que puedes probar su servicio todo el tiempo que quieras en la modalidad gratuita, también puedes organizar tu música como quieras e incluso armar tus propias playlists y compartirlas con tus amigos. El servicio es multiplatafora por lo que podrás reproducir tu música casi en cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet. Su interfaz es muy buena y la reproducción de tus canciones son al instante.

Apple Music promete mucho, pero todavía tiene que pulir algunos aspectos de su interfaz, así como poner a la altura su app de Android con la de iOS y porqué no, ofrecer su servicio en más plataformas. Sus playlists no están nada mal y a veces pueden llegar a ser mejor que las de Spotify y la calidad de sonido es limpio y muy agradable al oído, al contrario de Spotify que pasarás tiempo con el ecualizador buscando el mejor sonido.

Comentarios