1124177

Un grupo de astrónomos norteamericanos  anunció el descubrimiento de ocho nuevos planetas con posibilidades de albergar vida, además de los dos exoplanetas más parecidos a la Tierra que ya se habían descubierto.

El descubrimiento eleva a mil el número de planetas descubiertos gracias al telescopio Kepler, usado por primera vez en 2009, según informó el Centro para la Astrofísica (CfA) de la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsonian en un comunicado.

Para estar en una zona habitable, un exoplaneta tiene que recibir más o menos la misma cantidad de luz del sol que la Tierra, para evitar que el agua se evapore o se congele, recordó el CfA.

En ese sentido, los científicos calculan que el planeta Kepler-442b tiene un 97% de probabilidades de estar en la zona habitable de su estrella, porque recibe alrededor de dos tercios de la luz solar que obtiene la Tierra.

Kepler-438b, por su parte, recibe alrededor de un 40% más de luz que la Tierra, por lo que tiene un 70%  de posibilidades de estar en una zona habitable.

“No sabemos con seguridad si alguno de los planetas en nuestra muestra son verdaderamente habitables. Todo lo que podemos decir es que son candidatos prometedores” a albergar vida, indicó David Kipping, otro de los investigadores del CfA que participaron en el estudio.

La distancia a la que se encuentran los dos planetas hará difícil investigarlos más en profundidad, dado que Kepler-438b se encuentra a 470 años luz de la Tierra y Kepler-442b está a mil 100 años luz.