160902121639-samsung-galaxy-note-7-fire-front-780x439

El problema de los Samsung Galaxy Note 7 se ha salido de control y al fin la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) ha decidido retirar formalmente el el teléfono del mercado.

El portavoz de la CPSC indicó que todos aquellos que hayan adquirido el teléfono antes del 15 de septiembre podrán apegarse al programa de intercambio, en el cual recibirán un teléfono nuevo a partir del 21 de septiembre. Los dueños podrán confirmar si su Note 7 es defectuoso por medio del número IMEI en la página de Samsung.

De acuerdo con USA Today, existen 92 reportes en Estados Unidos de incidentes causados por el sobrecalentamiento y explosión de las baterías de este polémico modelo de teléfono.