Modo Oscuro

Después de 11 años y 22 películas, la fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel concluye con Avengers: Endgame, una cinta que no sólo concluye la historia que comenzó con Avengers: Infinity War, sino que también da un cierre digno a los demás personajes e historias que comenzaron hace años.

La cadena de acontecimientos que cuenta Endgame simplemente es brutal, y a veces pareciera que 3 horas no fueran suficientes para explicar todo a detalle. Pero bueno, la película va desarrollandose poco a poco con los principales Avengers en la mira. Mientras que Natasha y Steve Rogers lloran por los caídos después del devastador chasquido de Thanos, otros héroes como Ant-Man buscan desesperadamente saber qué pasó y de los demás no se sabe cómo se sintieron en esos momentos.

La tensión de la cinta sube luego de que van a buscar a Thanos al planeta donde habita para quitarle las Gemas del Infinito, sin embargo, se siente algo forzada la forma en la que se apresuraron en darle muerte a Thanos en tan poco tiempo. Entiendo que no tenía el guantelete puesto, pero tampoco lo tenía en la batalla de Endgame y dio bastante más pelea.

avengers endgame trailer

A partir de ahí el ritmo baja, pero regresa con mucha sorpresa al enterarnos que el equipo se divide para ir por las Gemas del Infinito en instantes de tiempo distintos. Cabe destacar que, a mi parecer, el nuevo Hulk, siendo más Bruce que Hulk mismo, le quita ese interés por ver al monstruo verde aplastar cosas sin razón alguna. Es una bestia domada que deja de ofrecer interés cuando está transformada. De hecho, cuando están en Nueva York viendo como los Avengers del pasado pelean, Hulk ya no tiene ganas de ir destruyendo cosas, simplemente perdió eso que lo hacía único. Lo único divertido de él es que ya hace sus propios chistes.

Otro cambio que vimos es con Thor, físicamente se le ve tratando de superar sus miedos y angustias, más humano si cabe y menos dios. Con un evidente sobrepeso, adicto al alcohol y al Fortnite, el héroe está en medio de una crisis existencial que le obliga a refugiarse en esos vicios. Aún así su papel es increíble y le da un nuevo giro al personaje que todos creíamos conocer.

Tal vez una de las escenas más dramáticas de la cinta es cuando Hawkeye y Black Widow luchan entre ellos para aventarse al vacío, perder la vida y así obtener la Gema del Alma. Creo que nadie esperaba que Natasha muriera y, en lo particular, hubiera querido que se extendiera un poco más el drama alrededor de su muerte. Apenas estás sintiendo el dolor de su pérdida cuando cambia la escena.

Otro gran momento es el reencuentro entre Tony Stark y Peter Parker. Como se pudo ver en la cinta, la muerte de Parker motivó a Tony a desarrollar la tecnología del viaje en el tiempo, algo que en un principio rechazaba hacer, pues tanto Pepper como su hija están con él y se siente completo. El abrazo que le da Tony a Parker es de lo más conmovedor y a más de uno se nos escapó la lagrimita traicionera.

El momento épico viene cuando Thanos llega destruyendo el cuartel de los Avengers haciendo la guerra al planeta Tierra para destruirlo y crear otro universo con el guantelete que tiene Tony. La pelea no puede ser más emocionante y épica, pues ver a una cantidad tremenda de héroes regresar de la muerte para luchar contra Thanos y su ejército, es sencillamente abrumador.

Thanos sigue siendo el mejor de la película. Su poder, aún sin tener el guantelete es tremendo y logra vencer a cada uno de los Avengers que luchan contra él. Mención aparte merece el Capitán América, que hasta que no obtiene el Martillo de Thor, se convierte en uno de los Avengers más poderosos dandole una buena tranquiza a Thanos.

Batalla de Nueva York

Ahora bien, el tema espinoso de la intervención de Capitana Marvel; puede que a muchos de sus fans no les haya gustado, pues la hicieron a un lado y casi no hizo mucho en la batalla final. Para la gran mayoría de fans de hueso colorado esto fue un gran alivio, pues se creía que la Capitana Marvel iba a derrotar a Thanos y los otros Avengers sólo iban a estar mirando. En este aspecto, creo que los guionistas quisieron darle el protagonismo que merecía a los héroes principales, prescindiendo de lo poderosa que es Capitana Marvel, algo así como “nosotros podemos derrotar a Thanos sin ti”.

Otro momento que creo que fue forzado, fue cuando se unen las heroínas comandadas por la Capitana Marvel para pelear contra el ejército de Thanos. No estaba mal mostrar el Girl Power en la cinta, pues heroínas hay muchas, sin embargo, quedó como un momento que fue rebasado rápidamente por el poco tiempo que se le dio. Hubiera querido ver más de Rescue también. Y bueno qué decir del tremendo poder de Scarlet Witch al recordarle a Thanos la muerte de Visión. Por un momento pensé que era Jean Gray convertida en Fénix cuando desata todo su poder y furia en X-Men. Bravo.

Tal vez el momento más fuerte de toda la cinta es cuando Tony logra ponerse el guantelete y hacer el chasquido para erradicar a Thanos y a su ejército de una vez por todas, sin embargo, esto le trae la muerte a uno de los Avengers más queridos de todos. Tanto Spider-Man como Pepper lloran amargamente a su lado. Cabe decir que vi llorar más Parker que Pepper y todavía no sé porqué.

La muerte de Tony representa un claroscuro en la victoria contra Thanos y su ejército, con otras pequeñas escenas que cierran (o dejan abiertas) las historias de cada Avenger. La escena del Capitán América viajando por el tiempo para regresar las gemas a su origen pero quedándose con el amor de su vida Peggy Carter en una línea del tiempo alterna, supone un giro inesperado en la trama. Lo que pasa a continuación ya es polémico para algunos fans, pues el anciano Steve Rogers le entrega el escudo a Sam Wilson (Falcon), con la esperanza de que hará un buen trabajo como el nuevo Capitán América.

En este aspecto, muchos querían que fuera Bucky el elegido porque, bien que mal, estuvo al lado de Steve Rogers demostrando ese coraje y gran fuerza que ambos tenían para luchar contra el enemigo, cualidades que tal vez no se le notan mucho al buen Falcon.

Endgame logra la hazaña de sentirse notablemente como un final, e incluso el fanático más informal puede sentir el tirón emocional al ver la cinta. Para los fanáticos de Marvel, Endgame será a la vez devastador y afirmador de la vida, una historia de sacrificio, memoria, culpa y pérdida, una exploración conmovedora de lo que significa ser un héroe. Como dice el propio Iron Man, parte del viaje es el final… pero el final es también un nuevo comienzo.

Comentarios