Modo Oscuro

Con el estreno de Avengers: Endgame, la cinta que le pone punto final a la fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel, pudimos ver un dramático desenlace en el que algunos héroes sacrifican sus vidas por la humanidad y finalmente el universo es restaurado tras el brutal chasquido de Thanos en Infinity War.

Muchos fans de Marvel declararon que era la mejor cinta de todo el UCM por lo épica, y grandiosa; sin embargo, otros lo pensaron mejor y empezaron a salir algunas voces que decián que Infinity War pudo haber sido mejor que Endgame, pero bajo ¿qué argumentos?

Infinity War vs Endgame

Comparar Infinity War con Endgame realmente no debería ser así, pues ambas cintas son parte de una misma historia, ambas se complementan, sin embargo, fue decisión de Marvel dividir la historia en dos películas dada la gran cantidad de eventos que suceden. En total, ambas cintas llegan a las 5 horas 42 minutos para contar y dar fin a la saga contra Thanos y el guantelete del Infinito.

Considerando lo anterior, resulta difícil no comparar ambas películas en cuanto a emociones que nos dejó y aquí vale decir que cada una de ellas tiene lo suyo para analizar. Pongamos el contexto de ambas historias.

Historia Infinity War

Con la aparición de Thanos, las cosas toman un ritmo más dramático, pues éste está decidido a juntar las gemas del infinito que tanto vimos en cintas pasadas. Por fin podemos ver la importancia y trascendencia de ellas, las cuáles en conjunto, otorgan un poder inimaginable ya sea para hacer el bien o el mal.

Aunque Hulk trata de advertirles a los Avengers del peligro en el que se encuentra tanto la Tierra como el Universo, éstos hacen todo lo posible por negarse a entregarles a los enviados de Thanos las gemas del tiempo y de la mente.

Thanos resulta ser más listo que los Avengers y logra conseguir todas las gemas. En un intento desesperado por recuperarlas, parte de los Avengers libran una lucha en Titán donde para muchos es la mejor de todo el UCM. Destaca la fiereza con la que Tony lucha contra Thanos, al que apenas le saca una gota de sangre.

Los poderes que usa Thanos contra Tony son colosales y éste resiste como puede los brutales golpes que le manda.

Al llegar Thanos a la Tierra para obtener la gema de la mente, se libra otra épica lucha para que evitar que le arranque la gema a Visión. En una acción desesperada, Thor le lanza su Stormbreaker a Thanos el cual queda herido y ahí aprovecha para chasquear los dedos aniquilando la mitad de los seres vivos del universo.

Los Avengers sobrevivientes ven con impotencia cómo sus amigos van desapareciendo uno a uno. Todos quedan en estado de shock y la película termina con un sabor amargo y de dolor.

Mejor historia no podía pasar, los Avengers pierden por primera vez contra alguien que sobrepasa sus poderes y los tiene en sus manos sin que ellos puedan hacer algo. Así empieza…

Historia de Endgame

Los Avengers están en shock y se le ocurre un plan: ir al planeta de Thanos para arrancarle el guantelete con las Gemas del Infinito y restaurar las cosas como estaban. Ahora que la Capitana Marvel se les ha unido, nada puede salir mal y deciden ir al planeta del Titán Loco.

Al darse cuenta que Thanos no tiene las gemas (y de paso matarlo), regresan a la Tierra con las manos vacías. La esperanza regresa de la mano de Ant-Man y su loca teoría del viaje en el tiempo y el reino cuántico, la cual es comprobada por Tony más tarde.

La idea era simple pero arriesgada: viajar en el tiempo, “tomar prestadas” las Gemas del Infinito, restaurar el universo tal y como estaba antes del chasquido de Thanos y luego regresarlas a su tiempo indicado para que no haya problemas.

Tras el desgarrador sacrificio de Black Widow, los Avengers logran recuperar las gemas que son usadas en un guantelete creado por Tony y usado por Hulk. Afortunadamente tras el chasquido de Hulk, todo regresa a la normalidad, pero Thanos ya se había dado cuenta a través de Nébula que los Avengers ya tenían las gemas en el guantelete.

Thanos lleno de ira, decide ir a la Tierra para recuperar el guantelete de Tony. Aquí se libra otra épica batalla con prácticamente todos los héroes que habíamos visto en Infinity War, para derrotar a Thanos y a su ejército.

La emoción de esta batalla es tremenda y, al no tener otra opción, Tony elige usar el guantelete para desaparecer a Thanos y a su ejército pero sacrificando su vida. Otra pérdida terrible para los Vengadores.

¿Bueno pero cuál es mejor?

Después de esta reseña contada al estilo de Luis (el de Ant-Man), sólo puedo decir que en lo personal Infinity War fue un poco mejor que Endgame. La pequeña gran diferencia con Endgame es que en Infinity War el factor sorpresa fue la mejor arma de los hermanos Russo, directores de ambas cintas.

En Endgame ya se sabía que ganarían los Avengers de alguna forma, pero en Infinity War nadie tenía idea de los sucesos tan dramáticos que provocaría Thanos con su chasquido. Fue ese extra el que la hace mejor desde mi punto de vista y al verla varias veces confirmo esta decisión.

Pero como comentaba antes, ambas cintas son parte de un todo épico y magistralmente bien logrado por los hermanos Russo que deja un agradable sabor de boca ante uno de los fenómenos mundiales del cine contemporáneo que empezara hace 11 años con Iron Man.

Comentarios