¿Este fin de semana te quedaste sin lana porque no te cayó una transferencia? Pues dejanos decirte que no fuiste el único en México, ya que Banorte, Banamex y Banjército, reportaron incidentes desde el viernes a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).


La explicación que dio el Banco de México es que los bancos tuvieron que conectar dicho sistema a la red conocida como “esquemas de contingencia”, debido a un presunto intento de ciberataque conocido como Denegación de Servicio (DDoS).

Este ataque sucede cuando una gran cantidad de sistemas atacan a un objetivo único, provocando la denegación del servicio del sistema afectado, así la sobrecarga de mensajes entrantes hace que el proceso se niegue o se alente.


A pesar de ello, las autoridades dicen que los estafadores no vulneraron las cuentas de los usuarios o a las instituciones bancarias, por lo que se tomó la precaución de operar bajo esquemas de contingencia.

Por su parte, la CONDUSEF aclaró que esta lentitud seguirá en el sistema, al menos durante esta semana, lo que puede afectar a las más de 1.7 millones de transacciones que se procesan mediante SPEI.


Debido a ello, las instituciones financieras no aplicarán recargos por retraso en los pagos que deban realizar los usuarios hasta que se supere la crisis, debido a que muchas nóminas empresariales se vieron afectadas. Además, especialistas señalaron que este ataque se puede repetir.