Modo Oscuro
Imagen: Saeed Adyani / Netflix

Bill Gates, cofundador y ex CEO de Microsoft, ha renunciado a la junta directiva de la compañía. Gates anteriormente se desempeñó como CEO de Microsoft hasta el año 2000, cuando renunció al cargo con el fin de pasar más tiempo en la Fundación Bill y Melinda Gates. En 2008, Gates dejó su papel de tiempo completo en Microsoft para centrar todos sus esfuerzos en la filantropía.

El haberse apartado definitivamente de la junta directiva se debe a motivaciones similares a lo ocurrido en 2008, pues desea “dedicar más tiempo a sus prioridades filantrópicas”. Gates seguirá trabajando como “asesor tecnológico” del actual CEO Satya Nadella, un papel que comenzó en 2014 a petición de Nadella cuando renunció a servir como presidente de la junta directiva de Microsoft.

“Ha sido un tremendo honor y privilegio haber trabajado y aprendido de Bill a lo largo de los años. Bill fundó nuestra empresa con la creencia en la fuerza democratizadora del software y una pasión por resolver los desafíos más apremiantes de la sociedad. Y Microsoft y el mundo son mejores para eso”, comentó Nadella en un comunicado. “La junta se ha beneficiado del liderazgo y la visión de Bill. Y Microsoft seguirá beneficiándose de la pasión técnica y el asesoramiento continuos de Bill para impulsar nuestros productos y servicios. Estoy agradecido por la amistad de Bill y espero seguir trabajando junto a él para realizar nuestra misión de empoderar a cada persona y cada organización en el planeta para lograr más”.

Si bien Gates seguirá estando al menos un tanto involucrado con la compañía que fundó a través de su posición como asesor tecnológico, la medida marca el paso más alejado de la administración de Microsoft que Gates ha tomado desde que renunció al cargo de CEO en 2000.

Vía: The Verge

Comentarios