No es un secreto que desde hace tiempo el gobierno chino ha bloqueado varios sitios web, utilidades y aplicaciones para teléfono. Siempre han sido visibles las intenciones del estado de tener un control muy minucioso sobre lo que su población usa, en términos de comunicación a través de internet.

Un ejemplo de la larga lista de vetados por China, es Facebook, compañía que entre otras herramientas web y aplicaciones móviles tiene a: Instagram®, Facebook Menssenger® y Whatsapp®. El gobierno censuró a la propia red social desde hace ocho años.

El gobierno de China usa un contrafuegos para mantener limitado el acceso de su población a las herramientas web y aplicaciones móviles. Razón por la cual en meses recientes Whatsapp, solo podía ser usado para envío de mensajes de texto, ya que las otras funciones como: mensajes de voz, llamadas y envío de archivos multimedia, ya habían sido canceladas.

Hoy en día la aplicación fue completamente cancelada, tras la actualización del contrafuegos del gobierno Chino, mismo que ya puede detectar y bloquear el protocolo de seguridad NoiseSocket que es el que usa Whatsapp para operar, con lo cual ha quedado inservible y quizás permanentemente.

Al parecer la medida se deriva de que Whatsapp ha cifrado los mensajes de extremo a extremo, es decir, los mensajes enviados por la aplicación son privados y de difícil acceso. Mientras que en otras plataformas de mensajería, se tiene fácil acceso a los datos de los usuarios.

Vía The Verge