Modo Oscuro

En marzo, investigadores chinos predijeron que el tokamak HL-2M -un dispositivo diseñado para replicar la fusión nuclear, la misma reacción que alimenta al Sol- se construiría antes de fines de 2019.

No se sabe aún si ese es el caso, pero en noviembre, Duan Xuru, uno de los científicos que trabajan en el “sol artificial”, proporcionó un nuevo dato diciendo que la construcción iba sin problemas y que el dispositivo debería estar operativo en 2020: Un hito que los expertos dicen que finalmente podría hacer de la fusión nuclear una opción energética viable en la Tierra.

Si los científicos pueden descubrir cómo aprovechar la energía producida por la fusión nuclear, podría proporcionar una fuente casi ilimitada de energía limpia.

Durante décadas, eso ha hecho que el poder de fusión sea el “santo grial” para los investigadores de energías limpias. Pero el problema es que todavía tienen que encontrar una manera rentable de mantener el plasma extremadamente caliente confinado y estable el tiempo suficiente para que tenga lugar la fusión.

El tokamak HL-2M de China podría ser el dispositivo que probablemente esté a la altura de ese desafío, o al menos arroje las pistas necesarias para superarlo.

“HL-2M proporcionará a los investigadores datos valiosos sobre la compatibilidad de los plasmas de fusión de alto rendimiento con enfoques para manejar de manera más efectiva el calor y las partículas expulsadas del núcleo del dispositivo”, dijo a Newsweek el físico de fusión James Harrison, quien no está involucrado en el proyecto.

“Este es uno de los mayores problemas que enfrenta el desarrollo de un reactor de fusión comercial”, continuó, “y los resultados de HL-2M, como parte de la comunidad internacional de investigación de fusión, influirán en el diseño de estos reactores”.

Fuente: Futurism

Comentarios