chicle

Mascar chicle de manera habitual es una actividad beneficiosa para la salud bucodental. Un estudio del Centro Médico Universitario de la Universidad de Groningen, MPaíses Bajos, publicado en la revista científica PLoS One asegura que hasta un 10% de las bacterias que habitan en nuestra boca, o sea 100 millones de ellas, se quedan pegadas en la goma.

Para la realización de esta investigación, cinco estudiantes de ingeniería biomédica mascaron dos tipos de chicles durante diferentes periodos de tiempo, desde 30 segundos hasta 10 minutos. Después, se analizó.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que cuanto más se masca un chicle, más especies de bacterias captura. Sin embargo, queda claro que después de los primeros 30 segundos de mascado la goma va perdiendo su adhesividad.

Es preciso mencionar que no todos los chicles son beneficiosos para atrapar las bacterias. Los chicles endulzados con azúcares naturales, de hecho, las alimentan. Cuando los microorganismos los fermentan, la película que recubre los dientes se vuelve más ácida, lo que favorece la caries.

Según los científicos, “las bacterias mueren cuando están pegados al chicle por acción del xilitol, conservantes alimenticios o aromas”. Además de los hallazgos recogidos en el estudio, los autores creen que este podría servir para elaborar chicles mucho más efectivos contra las bacterias en el futuro.

Comentarios