proxima centauri
Ilustración de Próxima b orbitando alrededor de la estrella Próxima Centauri

Una misteriosa señal de radio de nuestro vecino estelar más cercano, Próxima Centauri, está siendo “investigada cuidadosamente” por un equipo de astrónomos cazadores de extraterrestres del Proyecto Breakthrough Listen.

La señal, que apareció con solo fluctuaciones menores en una banda estrecha de frecuencias de alrededor de 980 megahercios –que corresponde a una región del espectro radioeléctrico que normalmente carece de transmisiones de satélites y naves espaciales artificiales, o humanas– ya había sido recibida por el radiotelescopio australiano Parkes en abril y mayo de 2019, según un informe publicado por The Guardian. La señal, según los científicos, vino de la dirección de la estrella Próxima Centauri que es la vecina más cercana de nuestro sol en el espacio.

Próxima b

Próxima Centauri está a 4.2 años luz de la Tierra (casi 40 billones de kilómetros) y tiene dos planetas confirmados, un gigante gaseoso similar a Júpiter y un mundo rocoso similar a la Tierra llamado Próxima b en la “zona habitable”, que es un área donde el agua líquida podría fluir en la superficie del planeta.

Sin embargo, como Próxima Centauri es una enana roja, la zona habitable está muy cerca de la estrella. Esto significa que es probable que el planeta esté bloqueado por las mareas y expuesto a una radiación intensa, lo que hace poco posible que se haya podido formar alguna civilización, al menos en la superficie.

¿Tercer planeta dentro del sistema?

La señal, que no se ha atribuido a ninguna fuente terrestre o creada por humanos cercana a la Tierra, es probable que tenga, no obstante, una explicación natural. Aun así los astrónomos cazadores de extraterrestres se han visto asombrados por la misteriosa señal.

Así, la señal de radio detectada en el rango de 980 megahercios, además de los cambios en la frecuencia detectados por el telescopio Parkes, son consistentes con el movimiento de un planeta. Esto sugiere que podría ser evidencia de un tercer planeta dentro del sistema, en lugar de signos de una civilización alienígena, algo que los investigadores dicen que sería “muy poco probable”.

Pete Worden, director de Breakthrough Initiatives, dijo a The Guardian que las señales probablemente sean interferencias de fuentes terrestres que aún no podemos explicar. Sin embargo, aseguró que era importante esperar y ver qué concluyen los científicos del proyecto al examinar de cerca la señal.

La señal Wow!

El equipo dice que esta es una de las señales de radio más emocionantes desde La señal Wow! que llevó a muchos a especular que se originó en una civilización alienígena distante.

Wow! era una señal de radio de banda estrecha de corta duración captada durante una búsqueda de inteligencia extraterrestre, o Seti, por el Big Ear Radio Observatory en Ohio en 1977. La señal inusual, que ganó su nombre después de que el astrónomo Jerry Ehman escribiera “Wow!” junto a los datos, desató una ola de entusiasmo, aunque Ehman advirtió acerca de sacar “vastas conclusiones a partir de datos medio extensos”.

Fue en 2017 que se teorizó que muy probablemente la señal Wow! había sido producto de el paso del cometa 266P, que al formar una nube de hidrógeno pudo producir señales muy similares a dicha señal.

Vía: DW