Científicos descubren efectos terribles sobre los endulzantes artificiales, estudio

Según un nuevo estudio, algunos de los edulcorantes artificiales más utilizados por la industria podrían causar problemas de salud graves al hacer que las bacterias de nuestro intestino invadan nuestras paredes intestinales.

El estudio subraya que todavía hay mucho que no entendemos sobre los edulcorantes que se agregan a muchos productos dietéticos, por lo que es urgente que haya más investigación de sus efectos en el cuerpo humano.

“Hay mucha preocupación sobre el consumo de edulcorantes artificiales, con algunos estudios que muestran que los edulcorantes pueden afectar la capa de bacterias que preservan el intestino, conocida como la microbiota intestinal (flora intestinal)”, dijo en un comunicado Havovi Chichger, profesor titular de Ciencias Biomédicas en la Universidad Anglia Ruskin en el Reino Unido y autor principal de un artículo acerca de la investigación publicado en el International Journal of Molecular Sciences.

Se demostró por primera vez que los edulcorantes, incluidos los más conocidos como la sacarina, sucralosa y aspartamo, causan que dos tipos de bacterias intestinales, E. coli y E. faecalis, se vuelvan patógenos.

Estas bacterias patógenas lograron adherirse, apoderarse y posteriormente matar a las células Caco-2, que son las células que recubren las paredes de los intestinos.

Todo lo que se necesitó fue la concentración equivalente a dos latas de un refresco dietético. De hecho, los tres edulcorantes artificiales aumentaron la adhesión de ambos tipos de bacterias a las células de las paredes intestinales.

Los tres edulcorantes también aumentaron la formación de biopelículas, lo que los hizo menos sensibles al tratamiento de resistencia a los antimicrobianos.

Las bacterias intestinales patógenas que atacan las paredes intestinales son muy malas noticias para la industria que usa los edulcorantes y para los consumidores. Investigaciones anteriores han demostrado que la bacteria E. faecalis que atraviesa la pared intestinal puede causar una serie de infecciones, incluida la septicemia, más comúnmente conocida como envenenamiento de la sangre.

“Estos cambios podrían llevar a que nuestras propias bacterias intestinales invadan y causen daño a nuestro intestino, lo que puede estar relacionado con infecciones, sepsis y fallas multiorgánicas”, dijo Chichger.

En otras palabras, los refrescos con azúcares reales pueden ser la opción más saludable después de todo.