Modo Oscuro

650_1000_solar-panel

Si esperamos que la energía solar se convierta en la principal fuente de electricidad de todo el mundo, necesitamos formas baratas para almacenarla. Una investigación publicada por la revista Science informa que un grupo de investigadores han desarrollado un dispositivo que de forma barata y eficiente, transforma la energía de la luz solar en hidrógeno, que puede ser utilizado como combustible, además de ser almacenado fácilmente.

Michael Graetzel, quien dirige el Laboratorio de Fotónica e Interfaces de la Escuela Politécnica de Lausana, Suiza, junto con colegas de Corea y Singapur, construyó un dispositivo que por medio de electricidad y materiales catalíticos produce hidrógeno y oxígeno del agua. Hasta hoy, no se había podido inventar una maquina tan práctica.

Esta nueva instalación para generar hidrógeno a partir de agua y energía eléctrica aúna casi todas las condiciones previas e ideales para hacerlo viable: económico, funcionamiento a gran escala, eficaz y sencillo de implementar. El secreto está en el uso de nuevos materiales tanto en las placas solares que generan la energía necesaria para la conversión, como en los electrodos.

No obstante, el mayor reto al que hoy se enfrentan los investigadores es la fiabilidad del sistema. El nuevo material es la Perovskita, destacable por permitir fabricar celdas solares de muy bajo costo y funcionamiento eficaz, se degrada de forma muy rápida, en apenas unas horas. Por lo que los científicos ya trabajan en mejorar la durabilidad del material, lo que es importante porque al poder almacenar la energía solar usando el hidrógeno los gastos se podrían reducir considerablemente.

Comentarios