Modo Oscuro

cuidado de la piel

El cuidado de nuestro cutis es un hábito que lamentablemente no todos adquirimos con la conciencia que se requiere. En estas épocas donde el verano se acerca y las temperaturas suben acompañadas de los rayos del sol, muchas personas empiezan a preocuparse por proteger su piel. Sin embargo, ese cuidado debería ser constante durante todo el año. En la siguiente nota te comentaremos algunos hábitos que puedes comenzar a adquirir para poder lograr resultados efectivos y duraderos de una manera más que ágil y sencilla.

En esta época, los días soleados empiezan a continuarse y muchas personas caen en la cuenta que necesitan prestar una mayor atención al cuidado de su piel. Este grave error se repite de generaciones en generaciones y año tras año, ya que en épocas invernales o días nublados, la hidratación y cuidado de nuestro cutis debiera ser una constante que forme parte de nuestros hábitos cotidianos, al igual que lo es lavarnos los dientes o ducharnos. Ahora bien, no hace falta seguir tratamientos mágicos para mejorar nuestro aspecto, sino seguir pequeñas costumbres que lograrán resultados prolongados en el tiempo.

1. Comida más nutritiva y saludable

cuidado de la piel

Por lo general no se suele relacionar a la nutrición con el cuidado de nuestra piel, pero están mucho más relacionados de lo que parece en primera instancia. Mantener una alimentación responsable y consciente ayuda de manera significativa a mejorar nuestro aspecto, ya que estaremos aportando nutrientes que mejorar la salud de nuestra piel. Alimentos como las frutas, las verduras, las proteínas y los minerales favorecen a nuestro cutis. En esa misma dirección, beber abundante líquido es otro factor clave. Muchos especialistas coinciden en que beber dos litros de agua por día es una forma de mejorar nuestro aspecto de manera integral.

2. Hidratar nuestra piel

cuidado de la piel

Este punto, al que solo le prestamos atención durante el verano y las épocas de altas temperaturas, debiera ser un hábito cotidiano. Por suerte, existen distintas marcas que han hecho consciente esta necesidad y han lanzado productos que se adecuan a las necesidades de los distintos tipos de piel que existen. Por ejemplo, empresas como Nu Skin han desarrollado novedosos productos que mejoran el aspecto y, aún más importante, la salud de nuestra piel, de manera ágil y sencilla. Hidratar nuestra piel durante todo el año nos ayudará a llegar al verano con un aspecto mucho más vital y encantador.

3. Realizar deporte

cuidado de la piel

El deporte y la actividad física también ayudan a que nuestra piel se vea mucho mejor. La circulación de la sangre se acelera y la transpiración fomenta a una piel mucho más vital. Además, el ejercicio mejora el funcionamiento de nuestro cuerpo a nivel general, lo cual sin dudas es un gran paso para lucir más joven y radiante. Después de todo, la primera impresión siempre la dará nuestro cutis. Así, mantenerse ejercitado a lo largo del año es una forma sencilla de llegar al verano con una piel digna de un muñeco de porcelana.

Comentarios