Captura de pantalla 2015-06-10 a las 14.31.45

Omar Bengoa Mendoza, alumno del Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec (TESE), diseñó un dispositivo inalámbrico e inteligente para medir en tiempo real la cantidad de combustible suministrado a los vehículos y a los tanques estacionarios de gas LP por parte de las estaciones de servicio.

El estudiante de Ingeniería Electrónica, quien viajará en diciembre a Salamanca, España, para participar en el 31 Encuentro de Jóvenes Investigadores, busca por medio de su creación, evidenciar a los establecimientos y empresas que abusan de consumidores.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), tras realizar mil 800 revisiones a gasolineras en 2014, se detectó que siete de cada 10 presentan anomalías y los trabajadores se resisten a la inspección, mencionó el estudiante en una entrevista.

Entre las irregularidades más comunes en las gasolineras para defraudar a los consumidores está el robo de combustible, sellos rotos y alteraciones en los equipo electrónicos (software y hardware), agregó Bengoa Mendoza. En el caso del gas LP, el principal combustible utilizado para uso doméstico en más de 70% de los hogares mexicanos, es difícil para los usuarios verificar la cantidad de combustible adquirido, pues la mayoría de los cilindros se ubican en la azotea de las casas.

Consciente de ello, el alumno del TESE explicó que el dispositivo “inteligente” tiene la ventaja de ser inalámbrico, lo que permite al consumidor monitorear y corroborar la información y la cantidad exacta de combustible que es enviada a un receptor por medio de un transmisor de radiofrecuencia.

Además, el aparato lleva un sensor de fuerza resistivo que se flexiona al momento de surtir el combustible para medir la cantidad de litros y después enviar, en conjunto con el hardware, la información codificada por radiofrecuencia hacia el receptor.

“Esta tecnología, que es apoyada con el uso de un microntrolador, ayuda a mostrar la cantidad exacta de combustible dentro de los rangos tolerables de error que marcan las reglas para medidores en México”, detalló.

El prototipo tiene un avance de 50% y cuenta con el financiamiento del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt), sin embargo, la adquisición de nueva tecnología impide completar este aparato que podría resultar tan útil a la hora de confrontar nuestra estación de servicio y determinar si nos roba o no.