En el planeta se vive una crisis de semiconductores, esto es, chips que los aparatos electrónicos necesitan para funcionar como televisores, computadoras, celulares, automóviles y un largo etcétera. Grandes fabricantes han tenido que reducir su producción ante la falta de estos chips y parece ser que a Sony le está afectando con su PlayStation 5.

La demanda en todo el mundo de la PS5 gracias a que ha sido todo un éxito la consola de Sony, sin embargo, para seguir produciendo al ritmo del mercado, están faltando los chips que necesitan.

Según el medio DigiTimes, Sony está buscando el modo de seguir produciendo PS5 al ritmo que se necesita, pero haciendo unos ajustes en sus componentes. El cambio sería en la CPU AMD que tiene. Sería una de 6 nanómetros en ves de 5 nm para evitar competir con empresas que requieren la versión de 5 nm y, que por ende, es el más escaso actualmente.

De esta forma, Sony estaría preparando un rediseño de su consola junto con AMD y su fabricante TSMC para que le supla este tipo de componentes y así poder fabricar nuevas PS5 modificadas para antes de Navidad o incluso podría ser hasta mediados del próximo año. Al parecer, este cambio no afectará el rendimiento de la consola a la que estamos acostumbrados a ver, sin embargo, esto muestra la crisis que las empresas de tecnología están pasando debido a la pandemia, por lo que se espera se vaya saliendo hasta el próximo año.

Por lo pronto, las ventas de la PS5 ya superan a las de PS4, después de haber vendido 7.8 millones de unidades al 31 de marzo de 2021.