Slider

Aparece un poco después de comer o a veces a mitad de la comida, no tiene horarios. Además, siempre llega acompañado de sus perezosos amigos: sueño, pesadez y desgane. En el barrio se le conoce como “el mal del puerco”, en su casa lo llaman “marea alcalina”, mas aún hay muchas interrogantes por resolver a cerca de este terrible síntoma, así que presta atención y conoce sus más sensibles secretos para que puedas vencerlo sin dudar.

Lo primero que debes saber es que este mal se debe a una baja energética producto de la actividad del sistema nervioso parasimpático, ocasionada en el tracto digestivo, la cual afecta diariamente la actividad laboral, puede durar desde cinco minutos hasta dos horas.

Todo es provocado por el proceso postprandial, que conocemos como digestión, el cual demanda que parte de la sangre se dirija a los vasos que están alrededor del estómago y los intestinos, que en ese momento están ocupados en absorber los nutrientes y desechar el resto.

Asimismo, cuando se come muchas grasas (el alimento favorito del mal del puerco), se ocasiona que el síndrome aparezca con mayor frecuencia, ya que resulta que cuando ingieres alimentos demasiado grasosos, tu cuerpo produce más de una hormona llamada colecistocinina, cuya responsabilidad es ayudar a la degradación de la grasa aunque provoca sueño, malestar y pesadez.

mal-del-puerco

La National Sleep Foundation, recomienda siete tácticas que garantizan una mejora significativa en el rendimiento de las personas:

  • Trate de evitar los caminos pesados (embotellamientos) y las jornadas largas de trabajo.
  • Procure trabajar más en equipo para mantenerse alerta.
  • Manténgase activo en sus descansos (camine, juegue o incluso haga algo de estiramientos o ejercicio)
  • Tome una bebida con cafeína (café, té o refrescos de cola) para mantenerse activo durante su turno -sin abusar de los productos-.
  • No deje el trabajo más tedioso y aburrido para el final.
  • Transforme su dieta y elimine parte de las grasas saturadas y carbohidratos.
  • Intercambie ideas con sus colegas, fomente pláticas amenas y manténgalas a lo largo de la jornada.mal-del-puerco-alimentate-sanamente