tiktok donald trump

Lo que más se temía pasó: Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha firmado una orden ejecutiva bajo la Ley de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia para bloquear las transacciones estadounidenses con ByteDance, la propietaria de la red social TikTok, a partir del 20 de septiembre.

Y no sólo TikTok, también WeChat de la china Tencent también estaría prohibida. “La expansión en Estados Unidos de aplicaciones desarrolladas por compañías chinas amenaza la seguridad nacional, la política extranjera y la economía del país”, dice la orden.

TikTok, continua la orden, “captura automáticamente grandes cantidades de información de sus usuarios, incluida su actividad en internet, como la ubicación y los historiales de navegación y búsqueda”.

“Esta recopilación de datos —añade— amenaza con permitir que el Partido Comunista Chino acceda a información personal y privada, haciendo posible que China siga la ubicación de empleados y contratistas federales, genere dosieres de información personal para extorsión y lleve a cabo espionaje corporativo”.

TikTok lo niega todo

ByteDance ha estado bajo el escrutinio público desde hace varios días después de que Estados Unidos la ha acusado de ser apoyada por el Partido Comunista Chino. “Los datos de usuario de TikTok Estados Unidos se almacenan en Estados Unidos con controles estrictos sobre el acceso de los empleados”, dijo un portavoz de la compañía en un comunicado. “Estamos comprometidos a proteger la privacidad y seguridad de nuestros usuarios a medida que trabajamos para brindar alegría a las familias y carreras profesionales a aquellos que crean contenido en nuestra plataforma”.

Microsoft entra al quite

Luego de que Trump amenazara con vetar a TikTok, Microsoft se interesó en adquirirla, ya que una de las condiciones que puso el mandatario fue que los activos y operaciones de ByteDance pasaron a una empresa estadounidense. Al principio se supo que Microsoft quería comprar una parte de TikTok, pero ya cambió de opinión, quiere comprar todo el negocio de TikTok fuera de China, eso incluye sus operaciones en Europa y la India, su mayor mercado. Esto le podría costar unos 50 mil millones de dólares.

Sin duda, esto es uno más del intercambio de golpes que están dándose Estados Unidos y China en medio de una guerra comercial que va para largo.