ViceSnowdenSmith-1200x630-e1464215233418

El espionaje telefónico es un fenómeno muy real y es muy similar a padecer una enfermedad que no tiene síntomas. Tal y como lo revelara el ex-empleado de la CIA y la NSA en el 2013, el espionaje realizado por el gobierno de su país es a nivel mundial y no es necesario ser un terrorista para ser vigilado.

En el capítulo de Vice en HBO, Snowden realiza algunos ajustes a un teléfono para deshabilitar la cámara frontal, trasera y los micrófonos integrados. Esto con el fin de que las conversaciones no puedan ser escuchadas.

Otro truco que comenta Snowden para evitar el espionaje es dejar el teléfono en el refrigerador para bloquear las señales de radio. Esto es porque el refrigerador funciona como una Jaula de Faraday gracias a los materiales con los que son construidos.

Si bien parecen medidas un tanto drásticas, esto nos demuestra que uno de los principales derechos humanos (el derecho a la privacidad) es violado todos los días por agencias gubernamentales.