Modo Oscuro

Hoy en día el acero es uno de los materiales que podemos encontrar en nuestro entorno, desde el cuchillo que usas para cortar cebolla (y a veces tu dedo), pasando por puentes, casas y hasta el smartphone que usas hasta cuando vas al baño. Es por eso que hoy en Techne te hablaremos un poco de este genial material que ha contribuido al desarrollo de la civilización humana desde hace siglos y seguramente lo seguirá haciendo por mucho tiempo.

En la actualidad, la industria acerera en México es de la más sólida y con un futuro prometedor. Empresas como Max Acero Monterrey, líderes en la industria acerera en México, han impulsado el creciente negocio del acero y han logrado llevar a México como uno de los principales países productores a nivel internacional.

¿Qué es el acero?

El acero es una aleación de hierro con una cantidad de carbono que puede variar entre 0.03% y 1.075% en peso de su composición, dependiendo del grado. Es decir, es una aleación de hierro con carbono y otros elementos químicos que le dan esa dureza que tanto lo caracteriza. En el lenguaje coloquial también se usa como “abdominales de acero” o para describir a Superman “el hombre de acero”.

Acero no es lo mismo que hierro

La diferencia principal entre el hierro y el acero se halla en el porcentaje de carbono: el acero es hierro con un porcentaje de carbono de entre el 0.03% y el 1.075%.

El acero conserva las características metálicas del hierro en estado puro, pero la adición de carbono y de otros elementos tanto metálicos como no metálicos mejora sus propiedades físico-químicas y lo hace más resistente. De hecho, el acero puede tener hasta 30 elementos como el manganeso, el cromo, el níquel, el silicio, el molibdeno o el vanadio.

Los dos componentes principales del acero se encuentran en abundancia en la naturaleza. El acero se puede reciclar indefinidamente sin perder sus atributos, lo que favorece su producción a gran escala. Esta variedad y disponibilidad lo hace apto para numerosos usos como la construcción de maquinaria, herramientas, edificios y obras públicas, aeronáutica, industria automotriz, instrumental médico, etc., contribuyendo al desarrollo tecnológico de las sociedades industrializadas, pues ningún material logra igualarlo cuando se trata de resistencia al impacto o la fatiga. Así que siéntete seguro cuando en una construcción usen este material de forma correcta.

Ventajas del acero

  • Dispone de excelentes propiedades mecánicas y estructurales.
  • Es fácil de atornillar, soldar, mecanizar, conformar en frío y en caliente.
  • Es más barato de producir que otros materiales y con menos consumo de energía, por ejemplo, consume casi 7 veces menos energía en su producción que el aluminio.
  • Es sostenible, ya que es 100% recuperable, debido a sus propiedades magnéticas, y 100% reciclable; y de hecho, prácticamente el 100% del acero al final de su vida útil es realmente reciclado.
  • Parte de un mineral que tiene alta disponibilidad, ya que el hierro representa el 5.6% de la corteza terrestre y sus minas se encuentran distribuidas por todo el mundo.

Usos y aplicaciones del acero

Prácticamente la totalidad de los utensilios que usamos a diario o en la tecnología que nos hacen la vida más fácil., están hechos de acero, o ha sido el acero un material fundamental para su realización. Desde los rodillos que se utilizan para producir el papel que utilizamos o las maquinas rotativas que producen los periódicos y revistas que leemos, pasando por los cubiertos de acero inoxidable que nos metemos a diario en la boca decenas de veces, los refuerzos de las vigas de hormigón armado, o los perfiles de acero de las estructuras de nuestros edificios, hasta una gran parte de los aerogeneradores que nos permiten producir electricidad sin generar CO2, o la mayor  parte de la instalación tecnológica más avanzada que ha creado el hombre, el gran colisionador de hadrones (LHC) , cuyos más de 70,000 toneladas de acero, constituyen la base de la misma, los mismos teléfonos celulares y dispositivos electrónicos usan este material para resistir a golpes y caídas.

Principales tipos de Acero

La flexibilidad que tiene el acero para alearse con otros elementos químicos le confiere más propiedades. A veces se requiere que el acero tenga más resistencia y dureza o resistencia al desgaste, resistencia a la corrosión o a altas temperaturas. Por ejemplo, para hacerlo más resistente a la corrosión se hace una aleación con el cobre. Se hace una aleación con el vanadio para agregar resistencia a las fracturas por impacto y a la fatiga. Con titanio, el acero resiste las altas temperaturas. Entre los tipos de acero encontramos:

Acero Inoxidable

acero inoxidable
Tubos de acero inoxidable

El Acero Inoxidable contiene cromo, níquel y otros elementos de aleación, que lo mantienen brillantes y resistente a la corrosión a pesar de la acción de la humedad o de ácidos y gases.

Acero Laminado

acero laminado
Acero laminado

El acero que sale del alto horno de colada de la siderurgia es convertido en acero bruto fundido en lingotes de gran peso y tamaño que posteriormente hay que laminar para poder convertir el acero en los múltiples tipos de perfiles comerciales que existen de acuerdo al uso que vaya a darse del mismo. El proceso de laminado consiste en calentar previamente los lingotes de acero fundido a una temperatura que permita la deformación del lingote por un proceso de estiramiento y desbaste que se produce en una cadena de cilindros a presión llamado tren de laminación.

Acero Corrugado

acero corrugado
Varillas de acero corrugado

El acero corrugado está hecho para la construcción de estructuras de hormigón o concreto. Este tipo de acero suple la deficiencia de resistencia a tracción que suele tener el material como el hormigón y funciona como mecanismo de tensión en las estructuras. Tiene una resistencia superior al acero redondo. El acero corrugado son barras de acero caracterizadas por tener corrugas, es decir, estrías o resaltos discontinuos que refuerzan su adherencia al hormigón. También es importante destacar que estos productos tienen una gran ductilidad y por tanto al ser doblados o cortados no sufren daños en su estructura. Dentro de esta categoría encontramos a la varilla corrugada y el varillín.

Acero Galvanizado

acero galvanizado
Lámina de acero galvanizado

El acero galvanizado es un tipo de acero recubierto con varias capas de zinc. El recubrimiento de zinc protege al acero de la oxidación, haciendo que sea un material más duradero y resistente. El acero galvanizado tiene innumerables aplicaciones, incluyendo el uso en la construcción y fabricación de componentes industriales.

Acero Corten

acero corten
Fachada hecha con acero corten

El acero tipo ‘COR-TEN A’ o acero Corten tiene un alto contenido de cobre, cromo y níquel que consiguen que la capa de óxido superficial que se forma en los aceros no inoxidables tenga unas características especiales. Así, la película que provoca la exposición a la atmósfera en condiciones normales es particularmente densa, altamente, adherente, estable y ‘regenerante’ (si la superficie recibe algún, daño menor que haga saltar a la capa de óxido, ésta se regenera y acaba homogeneizándose) por todo ello, la corrosión del acero (en condiciones normales) queda interrumpido debido a la acción auto-protectora del óxido, con lo cual la protección vía galvanización y/o pintura se vuelve superflua.

Comentarios