Captura de pantalla 2014-09-26 a la(s) 15.35.30

El agua, elemento esencial para la vida, podría haber existido desde hace más tiempo del que los científicos estiman. Un estudio del Instituto Carnegie de Washington, Estados Unidos, concluyó que la mitad del agua de nuestro sistema solar se formó mucho antes de la aparición del Sol. Lo que significa que puede haber agua en otros planetas, e incluso, vida.

La mitad del agua con la que cuenta la Tierra se creó en la nube de polvo y gas que formó nuestro sistema solar, probablemente a partir del hielo modelado en el espacio interestelar. Y si esto es así, si el agua puede formarse en abundancia en tales nubes, puede encontrarse en todas partes, según se detalla en el estudio publicado en la revista Science.

“Si el agua en los inicios del Sistema Solar provenía principalmente del hielo del espacio interestelar, entonces es probable que una cubierta de hielo similar –junto con la materia orgánica prebiótica que contienen–, sea abundante en la mayoría o en todos los discos protoplanetarios alrededor de la formación de las estrellas”, afirma Conel Alexander, coautor del estudio.

Los investigadores se centraron en la historia del hielo del sistema solar, concretamente en el hidrógeno y su deuterio más pesado. Así, crearon modelos que simulaban un disco protoplanetario, la llamada nebulosa solar desde la que surgieron los planetas, en el que todo el deuterio del hielo había sido eliminado por el proceso químico, por lo que el sistema tenía que volver a empezar “de cero” en la producción de hielo con deuterio.

Descubrieron que no era capaz, revelando que al menos una parte del agua en nuestro propio Sistema Solar es por tanto anterior al nacimiento del Sol y tiene su origen en el espacio interestelar.