Modo Oscuro
Imagen: NOAA

Sabemos que el Polo Norte magnético de la Tierra no se alinea con el Polo Norte en un mapa mundial: está errado, a unos 2,253 kilómetros desde su primer descubrimiento en 1831, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés).

Sin embargo, lo que los científicos no esperaban es que el Polo Norte magnético haya estado vagando hacia Siberia a un ritmo cada vez mayor, según informa Science Alert. Incluso cruzó el meridiano de Greenwich, la línea invisible que determina las zonas horarias, por primera vez en su historia registrada.

Eso podría causar estragos en los sistemas de posicionamiento, operaciones militares y otros procesos que dependen de la medición del polo magnético.

Se descubrió que el Polo Norte magnético se desplazaba hacia Rusia a unas 34 millas por año, disminuyendo recientemente a solo 25. A pesar de la desaceleración más reciente, “el movimiento desde la década de 1990 es mucho más rápido que en cualquier otro momento durante al menos cuatro siglos”, comentó el especialista en geomagnética Ciaran Beggan del British Geological Survey (BGS) al Financial Times.

“Realmente no sabemos mucho sobre los cambios en el núcleo que lo está impulsando”, agregó Beggan.

La semana pasada, los científicos revelaron la nueva versión del Modelo magnético mundial, un modelo de representación que ayuda a los sistemas de navegación a alinearse con la realidad geográfica, publicado cada cinco años. La última actualización se lanzó en 2015, lo que hace que esta actualización sea un poco temprana, un intento intencional de ponerse al día con el ritmo cada vez mayor del movimiento del norte magnético.

Las fluctuaciones podrían ser causadas por flujos de hierro líquido en forma de chorro dentro del núcleo de la Tierra, aunque los científicos apenas comienzan a comprender esas dinámicas. Un informe de enero publicado en Nature sugiere que podría tener algo que ver con las ondas hidromagnéticas de las profundidades del núcleo del planeta.

Si bien no será la primera inversión del campo magnético de la Tierra, los expertos predicen que dicha inversión no ocurrirá durante cientos o miles de años, como informa FT: la última inversión ocurrió hace 780,000 años.

Con información de: Futurism

Comentarios