Modo Oscuro

Dentro de la crisis que se está viviendo en el mundo por el coronavirus Covid-19, tenemos buenas noticias: los científicos dicen que las emisiones de gases de efecto invernadero podrían alcanzar sus tasas más bajas en más de una década.

Desde que la gente redujo los viajes innecesarios, la BBC informa que Nueva York está experimentando una disminución notable en las emisiones de dióxido de carbono, metano y monóxido de carbono. La contaminación del aire también ha disminuido, lo que refleja los cambios que ocurrieron en lugares como China, que se cerraron durante el brote de coronavirus.

En Nueva York, ha habido una caída del cinco y diez por ciento en el dióxido de carbono atmosférico. Y las emisiones de monóxido de carbono vinculadas a los coches se han reducido a la mitad desde que la gente comenzó a quedarse en casa tanto como fue posible, según confirmó la BBC.

Mientras que los investigadores especulan que las diversas cuarentenas que ocurren en todo el mundo podrían conducir a una caída de las emisiones globales, eso no quiere decir que el medio ambiente global y el clima volverán a la normalidad.

“Los gobiernos ahora tienen que ser muy cautelosos sobre cómo re-estimular sus economías”, dijo corinne Le Quéré, investigadora de la Universidad de East Anglia.

Comentarios