Modo Oscuro

Captura de pantalla 2015-02-17 a las 15.57.20

Los mares y océanos se han convertido en los más grandes vertederos de basura del mundo. El plástico se ha apoderado de las aguas y costas (unos 8 millones de toneladas), y cada vez gana más terreno. Motivo por el que los científicos estiman que para 2025 habrá 10 bolsas de plástico por cada 30 centímetros de costa en el mundo.

La estimación más reciente proviene de la cantidad total de basura plástica que genera gente que vive a 50 kilómetros o menos de la costa en los 192 países estudiados.

“Hasta ahora habíamos calculado la cantidad de contaminación por plástico en el océano llevando un barco muy lejos de la costa, lanzando una red de plancton y contando todas las piezas de plástico que recogíamos. Es una tarea muy tediosa y costosa”, explica Jenna Jambeck, profesora asistente de ingeniería ambiental en la Universidad de Georgia, Estados Unidos.

Captura de pantalla 2015-02-17 a las 15.57.43

“Nuestra cifra es más grande ahora porque lo que encontramos en la superficie es sólo una porción de lo que entra. Una parte se hunde, otra se va a otras zonas. No sabemos con precisión adónde llega todo” señala la experta.

El estudio, publicado en la revista Science, estima que cada año se generan unos 275 millones de toneladas de desperdicio plástico en 192 países, y entre 4.8 y 12.7 millones derivan hacia el mar.

Las predicciones de cómo este desperdicio se incrementará en el futuro próximo, toman en cuenta la creciente industrialización de las naciones en desarrollo, el aumento de la población y los intentos de limitar el flujo de basura plástica hacia los océanos por medio de actividades de manejo de desechos en tierra.

“Nuestros cálculos futuros son acordes al crecimiento del plástico en nuestros desperdicios y también al aumento de la población”, agraga Jambeck.

Captura de pantalla 2015-02-17 a las 15.59.06

La basura plástica afecta especies marinas como delfines, focas, tortugas, aves y peces, que quedan atrapados o se asfixian en ella. Y cuando el plástico se descompone en partículas de menos de un milímetro, puede causar problemas para organismos más pequeños si es ingerida.

“Este trabajo nos da una idea de cuánto necesitamos encontrar en el océano para sumarlo al total. Hay un montón de plástico en el fondo del océano y en las playas de todo el mundo. Por ahora hemos medido principalmente el plástico que flota, y sólo en relativamente pocos lugares”, finaliza Kara Law, de la Asociación de Educación Marina en Woods Hole, Massachusetts, coautora del estudio.

Comentarios