Modo Oscuro

Tras el veto de la Casa Blanca a la multinacional china Huawei y luego cese de su relación con Google, ahora el fabricante mundial de microprocesadores para celulares ARM, ha dejado de dar soporte a la empresa china y suspender “todos los contratos activos y compromisos pendientes”, según documentos internos obtenidos por la BBC.

Recordemos que la arquitectura ARM está presente en los procesadores de casi todos los smartphones del mundo. Esta tecnología da vida a los celulares de Huawei, y en caso de que opte por adquirir otra tecnología similar para sus teléfonos, tampoco podría hacerlo, ya que existe otra arquitectura compatible, la X86 pero esa es de Intel y tampoco está autorizada a hacer negocios con Huawei.

En una declaración recogida por The Verge, un portavoz de Huawei declaró:

“Valoramos las estrechas relaciones que nos unen a nuestros socios, pero reconocemos la presión que sufren algunos de ellos como resultado de decisiones motivadas políticamente.”

Los documentos obtenidos por la BBC, indican que los empleados de ARM fueron informados de la decisión el pasado 16 de mayo, días antes de que Google suspendiera sus relaciones con Huawei. El veto de ARM llega también hasta ARM China y afecta a todas sus subsidiarias que tiene ahí como HiSilicon, el fabricante de procesadores Kirin (incluidos en sus celulares).

Las consecuencias de esta medida podrían verse hasta el mediano plazo porque su procesador más reciente, el Kirin 985, que será lanzado incorporado al Mate 30 de este año, no se verá afectado por esta medida. Por otro lado, Huawei asegura tener componentes almacenados para un año.

Sin embargo ¿qué va a pasar después? pues los rumores apuntan a que Huawei casi casi esperaba esto y ya tiene un plan, pues según una diapositiva de la compañía, se adquirió una licencia permanente para usar la arquitectura ARMv8. Es decir, que ya podrá desarrollar sus propios chips ARM de 64 bit. Además tiene el respaldo de TSMC, otro gigante mundial en la fabricación de chips que aseguró seguir siendo proveedor de Huawei.

Lo que se espera de un momento a otro es que China haga lo mismo que hizo Estados Unidos al vetar empresas estadounidenses como Apple y podría ser un golpe del mismo tamaño o más a la empresa californiana.

Con información de: Gizmodo.

Comentarios