Facebook anunció este lunes la creación de un equipo de desarrollo dedicado al “metaverso”, es decir un “metauniverso” donde la realidad y lo virtual se funden hasta confundirse en una visión de ciencia ficción que ya existe en los videojuegos y es la próxima meta. El término proviene del prefijo “meta-” (“más allá”) y “universo”. Es decir, “más allá del universo”.

El metaverso es el futuro de la red social, según su fundador, Mark Zuckerberg.

“Mi esperanza es que en unos cinco años (…) la gente nos vea ante todo como una empresa de metaverso”, dijo en una entrevista al medio The Verge la semana pasada.

“Puedes pensar en el metaverso como un Internet incorporado donde en lugar de sólo ver contenido, estás en él. Y te sientes presente junto a otras personas como si estuvieras en otros lugares, teniendo diferentes experiencias que difícilmente podrías tener en una aplicación 2D o en una página web: como por ejemplo bailar o practicar diferentes tipos de ejercicios”

La nueva ambición del gigante californiano dependerá de su división de realidad virtual (VR) y realidad aumentada, “Facebook Reality Labs” (FRL), encabezada por Andrew Bosworth.

Sucesor del Internet móvil

Bosworth es responsable en particular de los auriculares inmersivos Oculus, que hasta ahora son utilizados principalmente con fines de entretenimiento.

Para la misión, la firma ha reclutado a expertos de Instagram, de Facebook Gaming (videojuegos) y de Oculus.

“A fin de alcanzar nuestra visión del metaverso, necesitamos construir el tejido que conecta los diferentes espacios digitales, para superar las limitaciones físicas y poder desplazarnos entre ellos con la misma facilidad que nos movemos entre las habitaciones de una casa”, escribió Zuckerberg en su perfil de Facebook el lunes.

El metaverso designa un ciberespacio paralelo a la realidad física, en el cual una comunidad de personas puede interactuar en forma de avatares. El concepto fue desarrollado por el autor Neal Stephenson en una novela de ciencia ficción en la novela Snow Crash, de 1992.

Allí encontrábamos una tecnología de vanguardia con la que las personas (ahora simplemente “usuarios”) podían crearse avatares con los que interaccionar entre sí en un espacio virtual. Una idea que se volvería definitivamente popular a partir de la novela de Ready Player One y su adaptación al cine por Steven Spielberg. Lo que queda claro es que un metaverso implica una “nueva realidad” dentro de la nuestra.

Ready Player One narra la lucha que existe en “El Oasis”, un universo digital, por la liberación de éste contra el corporativismo.

Después de tantos escándalos de fuga de información, recopilación indiscriminada de datos del usuario, escuchas sin consentimiento y una presión internacional cada vez más estricta, la compañía de Zuckerberg se encuentra en un declive en el que poco a poco va decayendo el interés de esta red social a favor de otras y el desarrollo de un nuevo concepto para anunciantes y usuarios podría ser el salvavidas que tanto ha estado buscado.