Modo Oscuro

“Garlic” es una felina bola de pelos, esponjosa, con una nariz rosa y pequeñas orejas grises, al igual que el gato del que fue clonado.

“Mi gato murió de una enfermedad del tracto urinario”, dijo Huang Yu, propietario de Garlic, al Global Times. “Decidí clonarlo porque era muy especial e inolvidable”.

Pero aunque Garlic es biológicamente idéntico a su predecesor, no es el mismo gato: tiene su propia personalidad y está formando sus propios recuerdos.

Ahora que la Compañía China de Biotecnología Sinogene ha presentado el primer gato clonado de la nación, adelantó que el siguiente nivel será usar inteligencia artificial para transferir recuerdos de una mascota a su clon.

El gerente general de Sinogene dijo a los asistentes en una conferencia de prensa el lunes que “para hacer que el animal clonado comparta los mismos recuerdos con el original, la compañía está considerando el uso de inteligencia artificial o tecnología de interfaz hombre-máquina para almacenarlos o incluso pasar los recuerdos a animales clonados”, escribió el Global Times.

Si bien no se sabe si eso es tecnológicamente posible, el hecho de que Sinogene lo esté investigando podría tomarse como una señal de que existe una demanda de mascotas que sean idénticas (tanto en cuerpo como en recuerdos) a sus predecesores.

Y eso es inquietante en varios niveles.

La clonación de mascotas ya es controvertida: los científicos han afirmado que los animales clonados no son tan saludables, con vidas más cortas que los animales nacidos naturalmente, mientras que algunos activistas de animales han argumentado que la clonación de mascotas no es ética dada la cantidad de animales de refugio que necesitan hogares.

Sin embargo, eso no ha impedido que Barbra Streisand, Simon Cowell y un número incalculable de personas que no son celebridades hayan desembolsado miles de dólares para que sus queridas mascotas aparentemente vuelvan a la vida.

Mientras tanto, Garlic tiene apenas un mes de edad, y Sinogene dice que ya tiene “varios” dueños de mascotas listos para pagar aproximadamente 250,000 yuanes ($ 35,400 dólares) para tener sus propios gatos clonados.

Y si la compañía también puede encontrar la manera de clonar los recuerdos de las mascotas, no se sabe cuántos animales se desperdiciarán en los refugios, mientras que los dueños de las mascotas recurren a la ciencia en busca de ayuda para llenar nuevamente su corazón de alegría por ver con vida a su gato fallecido.

Fuente: Futurism

Comentarios