Empresa está creando super árboles que absorben más dióxido de carbono y frenen el cambio climático

El impacto del cambio climático en nuestro planeta continúa empeorando y amenaza la supervivencia de innumerables especies, incluidos los humanos. Como resultado, la lista de posibles soluciones se está volviendo cada vez más creativa, incluidas ideas para recolectar dióxido de carbono directamente del aire o incluso atenuar el sol.

Pero una startup llamada Living Carbon está adoptando un enfoque diferente, haciendo la pregunta audaz “¿y si los árboles fueran mejores?” La compañía, que era parte del programa de incubadoras Y Combinator, le comentó al medio Fast Company que ha logrado diseñar genéticamente nuevos árboles que pueden absorber más carbono de la atmósfera y retenerlo de manera segura, una medida que podría hacer que los intentos de reforestación sean mucho más efectivos.

El gran desafío es que la tecnología de captura de carbono es tremendamente cara y nunca se ha demostrado a escala. Los árboles son consumidores naturales de carbono, pero la reforestación lleva tiempo y enfrenta a los ambientalistas a mejorar la tierra que ocuparían. Además de eso, las investigaciones apuntan a que no hay suficiente espacio en todo el planeta para plantar todos los árboles que se necesitarían para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero de la humanidad. Entonces, en teoría, hacer que cada árbol individual sea más efectivo para recuperar el carbono atmosférico se convierte en una propuesta atractiva.

“¿Qué puedes hacer así en lugar de plantar 1 billón de árboles, solo tienes que plantar 500 mil millones?”, pregunta Maddie Hall, cofundadora y CEO de la compañía. “Tendrías mucha más superficie de terreno disponible para otras cosas”.

“Plantar árboles por sí solo es definitivamente útil”, dijo a Fast Company el cofundador y director de tecnología de Living Carbon, Patrick Mellor. “Pero cualquier forma en que podamos mejorar la reducción total de dióxido de carbono con la fotosíntesis, y también mejorar la retención de ese carbono, son formas de aumentar considerablemente el potencial total de los árboles”.

Específicamente, las mejoras genéticas de Living Carbon se enfocan en el proceso de fotosíntesis, haciendo que las plantas sean más efectivas para absorber la luz solar. Los árboles con la mejora genética crecen más rápido y absorben más carbono del aire. Mientras tanto, la compañía está trabajando en una segunda mejora genética que haría que los árboles produzcan su propio fungicida natural, informa el medio Fast Company, lo que ralentizaría la velocidad a la que se descomponen para que el carbono pueda permanecer almacenado por más tiempo.