Hace unos días, la empresa mexicana Start Games, que vende sus productos a través de Amazon México, sorprendió a los consumidores cuando puso a la venta el Xbox One X de 1TB a $1 MXN (5 centavos de dólar).

Todo mundo se preguntó si era un fraude o no, pero… “por si las moscas”, muchos le dieron clic en comprar a ver qué pasaba… total sólo tenían que pagar (aparte del peso) los gastos de envío.

No fue fraude, fue un error humano

Después de que muchos compraron sus consolas Xbox One X a un peso, la noticia se empezó a viralizar en Twitter. Para ese entonces tanto el perfil de la tienda en Amazon como en Facebook desapareció por lo que aumentó más la duda de una posible estafa.

Tiempo después la empresa emitió un comunicado donde ofreció disculpas y reconoce que fue un error humano. Asimismo, pidió a aquellos que hayan comprado la consola que cancelen sus pedidos a través de Amazon y soliciten el reembolso de sus gastos de envío.

Muchos no piensan cancelar su pedido

Así como algunos entendieron que fue un error humano y cancelaron la compra, otros (la mayoría) prefirieron quejarse en la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) para obligar a la tienda a que les mande su Xbox One X respetando el precio original.

Como ya ha ocurrido en muchas ocasiones en nuestro país, la mayoría de las veces, la PROFECO ha dado la razón a los demandantes cuando las tiendas se equivocan en sus precios obligándolas a vender su mercancía al precio mostrado.

Para desgracia de la tienda Start Games, si PROFECO le da la razón a los quejosos, tendrá que enviar las consolas a sus compradores y seguramente se irá a la quiebra, ya que es una empresa con una sola sucursal.