Esta comparación es la más famosa en la actualidad en el terreno de los smartphones ¿cuál es mejor? ¿cuál es más rápido?. Todos odiamos la lentitud de nuestro smartphone a medida que abrimos múltiples apps o cuando este se vuelve más viejo.

Es por lo anterior que los chicos de PhoneBuff pusieron cara a cara a los dispositivos más potentes de cada marca: El Samsung Galaxy S7 Edge vs iPhone 6s Plus. El duelo es ver quién de los dos ejecuta más rápido las aplicaciones.

Para ello, los han probado en diversas tareas como ejecutar juegos, editar videos, poner música, es decir, todo aquello que demanda velocidad de procesamiento y RAM.

El ganador de la prueba es el iPhone 6s y aunque este dispositivo cuenta con menos RAM y núcleos de procesador logra superar a su rival, principalmente a la gran optimización de su sistema operativo iOS.