Captura de pantalla 2014-11-17 a las 18.48.03

Un grupo de investigadores realizó un estudio a casi 800 hermanos homosexuales para determinar si la genética tiene alguna influencia en la preferencia sexual de los humanos. A pesar de que los resultados no son lo suficientemente contundentes para demostrarlo, los expertos creen que la clave podría estar en el cromosoma X.

La nueva evidencia “no es una prueba, pero es una muy buena indicación” de que los genes en los dos cromosomas tienen alguna influencia en la orientación sexual, de acuerdo con el doctor Alan Sanders, quien se ha dedicado a estudiar el comportamiento genético en el NorthShore University HealthSystem Research Institute.

No obstante, Neil Risch, experto en genética en la Universidad de California en San Francisco, dijo que los datos son estadísticamente débiles como para demostrar cualquier vínculo genético. Sumado a esto, Robert Green, un genetista médico de la Facultad de Medicina de Harvard, dijo que el nuevo estudio es “intrigante pero de ninguna manera concluyente”.

El trabajo de Sanders, principal encargado del estudio, fue publicado el lunes por la gaceta Psychological Medicine. Chad Zawitz, un médico de Chicago que participó en el ensayo, dijo que el estudio es un “enorme paso” para responder a preguntas científicas sobre homosexualidad y para ayudar a reducir el estigma.

Ser gay “es como tener la piel o un color de ojos determinado, es simplemente quien eres” , dijo Zawitz. “La mayoría de los heterosexuales que conozco no eligieron ser heterosexuales. Me intriga que la gente no lo entienda”.

Comentarios