Windows_10

Como todo software recién salido, tiene sus problemas, Windows 10 no podía ser la excepción y si bien el periodo de testeo fue largo, siempre salen este tipo de fallas, aunque es raro siendo una parte principal del sistema como lo es la RAM.

El nuevo Windows 10 es la evolución de los sistemas operativos Windows 7 y 8.1, un concepto que cambiaría por completo la experiencia del usuario final. La nueva versión de Windows trae nuevas funciones y características, y especificamente son dos de ellas las que provocan que el sistema no gestione bien la RAM y consuma de más, aunque la solución implica que se sacrifiquen estas novedades, pero ya decidirás tu si las desactivas o no.

Antes cerciorarte de esto

Verifica primero que los controladores que tienes instalados no sean la causa del problema. Muchas veces al pasarse a una nueva versión de Windows los controladores no son 100% compatibles y pueden causar problemas de RAM o de mal funcionamiento del sistema. Asegurate que estén actualizados a través de Windows Update.

Si lo anterior está bien, ahora revisa que no sea un malware el que esté ocasionando el alto consumo en RAM. Actualiza tu software antivirus y luego ejecuta un análisis exhaustivo de tu equipo para descartar que sea esa la causa del problema.

¿Cómo evito el consumo excesivo de RAM en Windows 10?

Si todo lo anterior está bien, entonces mira el proceso System que puedes acceder a el abriendo el Administrador de tareas (Ctrl-Shift-Esc) en la pestaña de procesos. System es el principal devorador de RAM y está ligado a los tips y sugerencias sobre Windows. Para desactivarlo entra a la aplicación de Configuración > Sistema > Notificaciones y acciones y desactiva todas las opciones.

El otro proceso que debes desactivar es el Windows Shell Experience Host e implica que sacrifiques la opción de personalización que ofrece Windows 10 para tomar el color dominante de la imagen de fondo para establecer en el menú inicio, azulejos y el resto de la interfaz. Para ello, debes ir a Configuración > Personalización > Colores y desactivar todas las opciones.

Después de realizar esto tu consumo de RAM se habrá reducido y habrás comprobado que simplemente es una mala gestión del sistema operativo. Esperemos que pronto liberen las actualizaciones correspondientes para que este punto débil de Windows 10 ya no de tanta molestia.