Modo Oscuro

Hemos gastado décadas y miles de millones de dólares para responder una simple pregunta: ¿hay vida en Marte?

Según un artículo de opinión para Scientific American del ex científico de la NASA Gilbert Levin, es posible que ya hayamos descubierto que no estamos solos en el universo, esto tras un experimento que Levin dirigió para la misión Viking de la NASA a Marte en 1976.

La NASA envió dos sondas Viking al Planeta Rojo para realizar experimentos y regresar con instantáneas, marcando la primera vez que Estados Unidos aterrizó con seguridad una nave espacial en el Planeta Rojo y envió fotos.

Según Levin: la misión detectó resultados positivos durante el experimento de detección de vida que encabezó.

Como parte del experimento, el módulo de aterrizaje mezcló una muestra de suelo marciano con una solución de nutrientes a base de nitrógeno que fue “etiquetada” con un compuesto de carbono radioactivo único. La teoría era que si los microorganismos en el suelo metabolizaran los nutrientes, liberarían gas de dióxido de carbono radiactivo.

Levin relata cuán “asombrosamente” los resultados iniciales del experimento fueron positivos para los microorganismos, y corroborados por ambas sondas de Marte separados a unas 4,000 millas de distancia.

Y Levin es inflexible: miles de pruebas confiables con suelo basado en la Tierra y cultivos microbianos realizados en ese momento, argumenta, respaldan los resultados.

Pero aún así, hay un gran inconveniente con sus resultados: los experimentos posteriores “no proporcionaron pruebas claras de la presencia de microorganismos vivos en el suelo cerca de los sitios de aterrizaje”, como dice la NASA .

Levin apoya su conclusión con evidencia obtenida después de las misiones Viking de la NASA, incluida la evidencia de agua superficial, metano, amoníaco e incluso “características similares a gusanos” que aparecen en imágenes tomadas por el rover Curiosity de la NASA.

Pero la NASA ha seguido arrastrando los pies, a los ojos de Levin. Argumenta que en la larga historia de la NASA de explorar Marte, ha fracasado, desde las misiones de 1976, en buscar evidencia directa de la vida, a pesar de que la búsqueda está “entre sus prioridades más altas”.

En lugar de enviar muestras de suelo a la Tierra, algo que el rover Mars 2020 de la NASA intentará hacer, Levin cree que los científicos deberían ampliar los resultados de sus experimentos de la década de 1970 y realizar más pruebas similares.

Pero antes de que eso suceda, tendrá que convencer a la NASA de que la evidencia de su experimento sobre la vida en Marte es válida.

Fuente: Futurism

Comentarios