Modo Oscuro

tierra agujero negro

Un documento de investigación bastante extraño concluyó que existe un agujero negro en el centro o núcleo de la Tierra. De alguna forma logró publicarse en la revista científica Open Access Macedonian Journal of Medical Sciences, que desconcertó a algunos científicos.

Dice el artículo: “Recientemente, algunos científicos de la NASA han afirmado que puede haber una estructura similar a un agujero negro en el centro de la Tierra. Demostramos que la existencia de vida en la Tierra puede ser una razón por la que este objeto parecido a un agujero negro es una brana negra que se ha formado a partir de materiales biológicos como el ADN”.

El artículo se vuelve más extraño a medida que se sigue leyendo: “El tamaño de esta brana negra de ADN es 109 veces más largo que el tamaño del núcleo de la tierra y el interior compactado. Al compactar este largo objeto, surge un espacio-tiempo curvo, y aparecen algunas propiedades de los agujeros negros. Esta estructura es la causa principal de la aparición de la gran temperatura del núcleo, el campo magnético alrededor de la tierra y el campo gravitatorio para moverse alrededor del sol… Por lo tanto, la tierra es el mayor sistema de telecomunicaciones que conecta ADN, ADN oscuros y moléculas de agua.”.

El artículo se publicó hace un año, pero hace poco atrajo la atención de algunos científicos que expresaron consternación por el contenido del artículo y por cómo terminó en lo que parece ser una revista científica vagamente creíble. Los firmantes del artículo parecen corresponder a investigadores reales de diversas universidades europeas. Pero sus afirmaciones, sobre un agujero negro formado por algo “como el ADN”, son un poco arriesgadas.

Paul Byrne, profesor asociado de ciencia planetaria en la Universidad Estatal de Carolina del Norte expresó en Twitter:

La explicación más probable, según la profesora en matemáticas de la Universidad de Cambridge, Sarah Rasmussen, es que los autores enviaron deliberadamente un artículo ridículo para dar a conocer algunas “revistas depredadoras” que pretenden ser publicaciones normales, pero que en realidad aplican poco escrutinio al material que publican, a menudo para cobrar tarifas de publicación.

Y como un clavo en el ataúd, también notó que el Open Access Macedonian Journal of Medical Sciences ya había sido engañado previamente por una operación encubierta de la revista Science, en 2013, que intentó publicar artículos extravagantes en revistas que afirmaban revisar por pares sus material. Cabe aclarar también que el artículo ya fue retractado por la propia revista.

¿Entonces hay o no hay agujero negro en el centro de la Tierra?

Si no tienes nada qué hacer y te gustaría leer la investigación completa, da clic aquí para leerla. Eso sí, es un artículo bastante extenso que tal vez podría dejarte con más dudas que certezas.

Comentarios