Modo Oscuro

Facebook está desarrollando su propio sistema operativo que algún día podría reducir la dependencia de Android, el sistema operativo creado por Google, según un nuevo informe de The Information. El desarrollo está siendo liderado por Mark Lucovsky, un veterano de Microsoft que es coautor del sistema operativo Windows NT.

El informe proporciona una cantidad limitada de información sobre cómo podría usarse el nuevo sistema operativo, pero apunta que tanto los dispositivos Oculus como Portal de Facebook se ejecutan actualmente en una versión modificada de Android. Según uno de los jefes de AR y VR de Facebook, Ficus Kirkpatrick, “es posible” que el futuro hardware de Facebook no necesite depender del software de Google, lo que reduciría o eliminaría por completo el control que Google tiene sobre el hardware de Facebook.

“Realmente queremos asegurarnos que la próxima generación tenga espacio para nosotros”, dijo el jefe de hardware de Facebook, Andrew Bosworth, a The Information . “No creemos que podamos confiar en el mercado o en la competencia para garantizar que ese sea el caso. Así que lo haremos nosotros mismos”.

Junto con los dispositivos Oculus y Portal, Facebook también está trabajando en gafas de realidad aumentada. Según Bosworth, estas gafas, con el nombre en código “Orion”, podrían llegar en 2023. Para aquellos que llevan la cuenta, ese es el mismo año en que se espera que Apple salga con un par de gafas AR propias. Facebook también está trabajando en una interfaz de control cerebral para sus gafas, lo que podría permitir a los usuarios controlarlas con sus pensamientos.

El informe sugiere que Facebook espera adoptar un enfoque similar a Apple con su hardware en el futuro. Además de desarrollar su propio sistema operativo, The Information corrobora los informes de Bloomberg y el Financial Times a principios de este año de que Facebook está trabajando en su propio hardware de chip personalizado, junto con el asistente de voz que confirmó que ya está funcionando a principios de este año.

Vale la pena señalar que el último intento de Facebook de producir su propio sistema operativo no fue tan bueno. El intento resultó en una versión bifurcada de Android que se ejecutó en un teléfono producido por HTC en 2013. Inundar un teléfono con las redes sociales de Facebook era muy impopular incluso antes de que la marca de Facebook se empañara con numerosos escándalos de privacidad. Facebook tendrá una batalla cuesta arriba en sus manos si quiere que las personas le den otra oportunidad a su software.

Con información de: The Verge

Comentarios