Modo Oscuro

Facebook ha estado usando a empresas externas para revisar y transcribir clips de audio de sus usuarios, según un nuevo informe de Bloomberg. Facebook afirma que dejó de usar trabajadores humanos para revisar clips de audio “hace más de una semana”, y señaló que las empresas fueron contratadas previamente para verificar si las conversaciones anónimas se transcribían correctamente en la aplicación Messenger.

Desde 2015, Messenger ha ofrecido una función para transcribir clips de voz a texto, aunque está desactivada de forma predeterminada. Facebook afirma que solo aquellos que activaron dicha función fueron revisados sus clips de audio. Sin embargo, según su página de soporte, si incluso una persona en su chat ha dado su consentimiento para que Facebook transcriba la conversación, cualquier audio en el hilo se habría traducido, independientemente de quién lo envió.

Los hallazgos son particularmente preocupantes dado que en ninguna parte de la página de soporte de Facebook o en los términos de servicio indica que personas revisarían sus audios. Voice to Text utiliza el aprendizaje automático. Cuanto más use esta función, más podrá ayudarlo”, se lee en la página de soporte.

“Facebook dice que sus ‘sistemas procesan automáticamente el contenido y las comunicaciones que usted y otros proporcionan para analizar el contexto y lo que hay en ellos’. No incluye ninguna mención de otros seres humanos que examinen el contenido”, mencionó Sarah Frier de Bloomberg. Facebook también identifica a los proveedores de terceros en sus términos de servicio como proveedores que “apoyan nuestro negocio” al “analizar cómo se utilizan nuestros productos”, pero no explica claramente que esto puede incluir humanos.

El informe se produce después de que se descubrió que Google, Apple, Microsoft y Amazon utilizaron contratistas humanos para escuchar el audio obtenido a través de sus productos de asistente de voz sin ser explícitamente transparente con sus usuarios. Desde entonces, Amazon ha permitido a los usuarios que puedan elegir no participar, mientras que Google defiende su práctica, alegando que el proceso ayuda al Asistente de Google a operar en varios idiomas. Apple, por otro lado, anunció la semana pasada que dejó de usar contratistas humanos para revisar las conversaciones de Siri, y pronto permitirá a los usuarios darse de baja.

Si bien las teorías de conspiración sobre las escuchas que hace Facebook en secreto han existido durante años, es importante tener en cuenta que el informe de Bloomberg no afirma que Facebook realmente lo esté haciendo. A los contratistas externos se les permitió escuchar el audio que algunos usuarios, en teoría, dieron permiso. Facebook simplemente no dejó en claro a los usuarios exactamente quién estaba creando sus transcripciones.

Fuente: The Verge

Comentarios