Modo Oscuro

facebook caida

La caída de Facebook el pasado miércoles no fue como en otras ocasiones, fue la peor en la historia de la red social, generando más dudas que certezas ante un corto comunicado en twitter donde expresaba que el problema se debió a un “cambio en la configuración en el servidor”, sin ahondar en el tema.

El alcance del problema fue brutal, pues no sólo dejó inoperante a Facebook con cerca de 2,300 millones de usuarios, también de forma parcial a WhatsApp con 1,500 millones e Instagram con 1,000 millones, literalmente el mundo de las redes sociales se paralizó en un 70%.

¿Fue un ataque cibernético?

Sólo las empresas que han sufrido ataques cibernéticos de gran escala, como un ataque DDoS, saben que puede dejar inoperante por tanto tiempo sus sitios web; debido a este comportamiento, algunos analistas se preguntan si lo que pasó en Facebook fue realmente un ataque de este tipo que dejó en la lona a la red social por 14 horas.

El periodista tecnológico Kieren McCarthy, escribió una columna en The Register que encabezó con la siguiente pregunta: “¿Es un solo tuit suficiente cuando millones de personas se han visto afectadas?”

“Esa breve y vaga explicación -sin promesas de que esté por venir un informe en profundidad- ha dejado a usuarios y analistas sorprendidos y decepcionados”, escribió McCarthy.

“De cualquier compañía que proporcione un servicio de tamaño e impacto similar, como una operadora de telefonía móvil, se esperaría que proporcionara actualizaciones constantes y que hiciera que sus ejecutivos explicaran públicamente qué salió mal”.

“En nuestra experiencia, las empresas de comunicación se esfuerzan por salir en los medios y explicar las principales interrupciones para mantener la confianza del público en su servicio”, añadió el periodista.

“Se sienten bajo la obligación de explicar qué está pasando. Pero en Facebook no es así”.

Ruedan cabezas

Coincidentemente, Facebook ha anunciado el día de hoy que dos peces gordos dejan la compañía: Chris Cox, jefe de producto de la red social (ex-mano derecha de Mark Zuckerberg) y Chris Daniels, máximo responsable de WhatsApp. Tal vez los directivos más importantes de Facebook.

Según Mark Zuckerberg, Cox le expresó su deseo de hacer otras cosas. Desde 2016 estuvo trabajando en mejorar y lanzar productos, pero decidió que era el momento de ceder el liderazgo a otra persona. “Estoy profundamente agradecido por todo lo que ha hecho para construir este lugar y servir a nuestra comunidad”, comentó Zuckerberg.

Ahora, el nuevo jefe de producto será Will Cathcart, pero todavía está vacante el que será el encargado de WhatsApp por lo que se espera que pronto sea nombrado alguien.

¿Sólo fue casualidad que hayan salido dos pesos pesados de Facebook por lo sucedido este miércoles? No se sabe, el tiempo lo dirá si es que se llega a saber, sin embargo, Facebook sigue en medio de una larga crisis de escándalos por robo de información, espionaje y venta de información de sus usuarios que no hacen más que despertar la desconfianza tanto de inversionistas como de los usuarios finales.

Comentarios