Modo Oscuro

Uno de los adelantos tecnológicos más significativos de los últimos años, es sin lugar a dudas la fibra óptica. Su forma de conducir y transmitir impulsos luminosos ha representado un cimiento bastante contundente en todo lo que a internet se refiere.

Pues tal parece que las bondades de la fibra óptica no tienen fin. Debido a que la Universidad de Standford en Estados Unidos se encuentra desarrollando una técnica llamada: Medición Acústica Distribuida.

Dentro de las muchas propiedades atribuibles a la fibra óptica, se encuentra aquella por la cual es muy sensible ante las vibraciones, y es en esta cualidad en la que se enfoca la Universidad de Stanford. Cuando el cable de fibra óptica se encuentra en reposo su señal no se modifica, sin embargo si se está moviendo presenta sutiles variaciones que pueden ser analizadas e interpretadas.

La Universidad en cuestión, ha estado realizado diversas pruebas con sensores que detectan los movimientos telúricos dentro del campus, con una extensión de fibra óptica de 4.8 km, desde el año 2016. Los sensores son superiores y más precisos cuando de detectar sismos se trata, además esta es la primera vez que se usa una red de fibra óptica civil para fines similares.

Vía SEG

Comentarios