Imagen 1

Flow Hive es una colmena de abejas artificial que promete eliminar los aspectos más laboriosos de la recolección de miel. Inventado en la última década por los apicultores Stuart y Cedar Anderson, padre e hijo, el sistema elimina el complicado proceso tradicional de extracción de miel. Evitando a toda costa las temibles picaduras de abeja.

¿Cómo funcional esta colmena ficticia? Mediante la utilización de células de panal, los expertos en abejas han creado panales parcialmente terminados que colocan en los reales. Al llegar a la colmena las abejas llenan de miel las celdas y las cubren como de costumbre; completando los huecos del nido ficticio. Y es gracias a este sistema, que sólo hace falta abrir un grifo para obtener miel fresca.

Imagen 2

Promovido por una campaña de crowdfunding, este invento ha sorprendido a sus creadores. Pues en tan solo unas horas logró reunir una gran parte del dinero que se necesita para su financiamiento. Y aunque es verdad que Flow Hive no brinda una solución a gran escala, lo cierto es que para los pequeños productores de mail resultaría en un gran beneficio.