LG_G_Watch_group

Hace unos días, el pánico se desató cuando usuarios del G Watch de LG reportaron reacciones cutáneas: manchas, irritaciones y quemaduras, como consecuencia del uso del reloj. Motivo por el que LG y Google tuvieron que explicar la problemática y avisar que ya trabajan en una solución.

Los malestares cutáneos provenían de la descarga de los pines del reloj que expulsaban corriente, incluso cuando no estaban en su base. No obstante, Google y LG aseguraron que sólo un pequeño número de relojes G Watch se vio afectado por este problema, de forma que probablemente no todas las muñecas de sus compradores y beneficiarios estén en peligro de ser electrocutadas.