Captura de pantalla 2015-03-20 a las 16.23.16

Gleeden, sitio francés de citas por internet, fue demandado este miércoles por organizaciones católicas que lo consideran un promotor del adulterio o la infidelidad matrimonial. Ante tales acusaciones, el portal sostuvo que no fuerza a las personas a ser infieles, aunque el 80% de sus clientes son casados.

Uno de sus anuncios publicitarios presenta a una mujer con un vestido de novia, con sus dedos cruzados sobre la espalda. ¿La mujer insta a la infidelidad? No lo sabemos. No obstante, los abogados demandantes afirman que la empresa tiene que responder debido a que la fidelidad está inscrito en el código civil francés como un deber del matrimonio, aludiendo a todos los recursos visuales y a las estadísticas para demostrar la culpabilidad de la página.

Captura de pantalla 2015-03-20 a las 16.23.57

“Hay muchos sitios web que promueven el contacto sexual entre individuos, pero lo que hace a Gleeden distinto es que su modelo de negocio se basa en la infidelidad matrimonial”, explica Jean-Marie Andres, presidente de la Asociación de Familias católicas.

Por otro lado, Gleeden no niega las acusaciones. Con un pronunciamiento claro se presenta ante el público femenino: “los votos matrimoniales y las promesas son para tontas.”

Captura de pantalla 2015-03-20 a las 16.24.22