GrindrLa aplicación de citas Grindr ha estado compartiendo datos sobre sus usuarios, incluyendo información privada como: si padecen VIH. Esto con dos compañías externas, según BuzzFeed y la investigación sin fines de lucro noruega SINTEF.

Los usuarios de Grindr, que incluyen personas homosexuales, bisexuales, trans y homosexuales, pueden indicar en su perfil si son VIH positivos o negativos, cuándo fue la última vez que se hicieron la prueba y si están tomando el tratamiento contra el SIDA (píldora PrEP).

Pero la aplicación no ha mantenido esta información privada: Grindr ha estado compartiendo información tan delicada como el estatus de VIH de las personas y las fechas de las pruebas, con dos compañías que ayudan a optimizar la aplicación, llamadas: Apptimize y Localytics.

GrindrDebido a que la información sobre el VIH se comparte junto con los datos del GPS, los números telefónicos y las direcciones de correo electrónico, hace posible vincular a usuarios específicos de Grindr con su estado de salud.

Además, según SINTEF, la aplicación ha estado compartiendo información de los usuarios, como la ubicación del GPS, la sexualidad, el estado de la relación y número del teléfono, con las compañías de publicidad. En algunos casos, estos datos no estaban protegidos por el cifrado.

El jefe de tecnología de Grindr, Scott Chen, dijo a BuzzFeed que: “hacen uso de prácticas estándares”, en las que las aplicaciones móviles trabajan con compañías como Apptimize y Localytics, y que los datos se compartieron “bajo estrictos términos contractuales que brindan el más alto nivel de confidencialidad, seguridad de datos y privacidad del usuario “.

Grindr

Agregó que Grindr no vende su información de usuario a terceros. Aún así, los expertos en seguridad y defensores LGBT le dijeron a BuzzFeed que la aplicación debería haber sido más clara en la forma en que maneja los datos, especialmente porque afecta a una comunidad ya vulnerable que a menudo es víctima de acoso.

Grindr es un lugar relativamente único en la apertura sobre el “VIH”, le dijo a BuzzFeed, James Krellenstein, miembro del grupo de defensa contra el SIDA ACT UP New York: “Para que luego se compartan los datos con terceros, de los que no se le notificó explícitamente, y que posiblemente pongan en peligro su salud o seguridad”.

Esa es una violación extremadamente flagrante de los estándares básicos que no esperaríamos de una compañía que le gusta promocionarse como un defensor de la comunidad gay.

Vía BuzzFeed | SINTEF | The Verge