Modo Oscuro

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos anunció el domingo que su avión espacial X-37B de alto secreto había aterrizado en el Centro Espacial Kennedy, después de pasar 779 días en el espacio, su período más largo hasta el momento.

La Fuerza Aérea sigue siendo extremadamente reservada sobre el propósito del vuelo espacial que duró dos años. En un comunicado de prensa redactado vagamente, dijo que la nave “permite a los Estados Unidos desarrollar de manera más eficiente y efectiva las capacidades espaciales necesarias para mantener la superioridad en el dominio espacial”.

Pero la moderación del Pentágono sobre la publicidad de las ambiciones del programa no ha impedido que los observadores especulen desde el primer lanzamiento del programa en abril de 2010.

Y no, no perseguirá OVNI’s con cañones láser en el corto plazo. Las teorías más comunes sobre lo que podría estar haciendo el avión espacial secreto están un poco más alejadas de la ciencia ficción.

Según un informe de 2016 de la revista Air & Space, los expertos sugirieron que el avión espacial podría estar probando sistemas de navegación autónomos tanto para el lanzamiento como para el aterrizaje.

El informe también discutió la posibilidad de que el avión espacial de 30 pies se use para reducir los costos de lanzamiento de satélites de imágenes más pesados ​​al espacio, una teoría que podría ser muy cierta considerando que en estos tiempos la economía ha cambiado significativamente en la industria de los vuelos espaciales desde entonces.

Pero prevalece la navaja de Occam, con mucho, la teoría más común sobre el X-37B es que es simplemente un avión espía destinado a probar futuras tecnologías de reconocimiento, vigilancia y navegación.

The National Interest informó en 2016 que el vehículo podría moverse extremadamente rápido, lo que le permitiría cambiar rápidamente de órbita, una maniobra espacial escandalosa que podría permitirle “desaparecer” de la tecnología de imágenes y confundir a los adversarios, como informó Popular Mechanics a principios de este año.

Algunas teorías mucho más salvajes incluyen que el avión espacial podría usarse para destruir satélites enemigos o bombardear objetivos enemigos desde el espacio. Pero muchos expertos han disputado estas teorías a lo largo de los años. Si ya lo están haciendo, no nos lo van a decir.

Fuente: Futurism

Comentarios