Modo Oscuro

iphone 2019

Hace algunos años, hablar del nuevo iPhone causaba emoción y expectativa, esos sentimientos por saber las nuevas tecnologías que incluiría el nuevo modelo levantaban polémica entre detractores y fans de la marca. Sin embargo, los tiempos han cambiado, y ahora hablar del nuevo iPhone significa hablar de un dispositivo que se ha ido atrasando en cuanto a tecnologías punteras que otros fabricantes ya implementaron en dispositivos desde hace meses o años. Ahora es el iPhone el que sigue el ritmo de otros y no el que lo marca.

Según un reporte del blog japonés Macotakara, famoso por tener contactos en las líneas de producción asiáticas, comenta que Apple presentará dos nuevos iPhone, con 6.1 y 6.5 pulgadas, con tecnología OLED y un sistema de tres cámaras.

Este sistema triple aumentará el grosor del iPhone, apenas unos 0.15 mm más en el modelo de 6.1 pulgadas y 0.4 mm más en el modelo de 6.5 pulgadas. Ambas versiones incluirán un cable USB-C a Lightning y por fin incluirá un cargador de 18 watts para carga rápida. También se comenta en el blog que incluirá la capacidad de cargar otros dispositivos de forma inalámbrica.

Esto último sugiere que la batería del nuevo iPhone debe ser igual o superior a la que tienen los Mate 20 Pro, P30 Pro de Huawei o el Galaxy S10 de Samsung, todo un reto para Apple, ya que las baterías de los iPhone son, en el mejor de los casos, mediocres en capacidad de mAh y sería una sorpresa ver algo así.

Lo anterior implica que Apple debe mejorar sus baterías para pasar de los 3174 mAh del iPhone XS Max a por lo menos 4200 mAh del Mate 20 Pro o 4100 mAh del S10+. Esto es solo para los modelos más grandes, pues el iPhone XS no llega ni a los 3000 mAh, por lo que implementar carga inalámbrica sería absurdo.

Actualmente, hablar de estas características no son nada nuevas en el mercado, pues ya las pudimos ver implementadas en otros teléfonos desde el año pasado. Prácticamente el nuevo iPhone de 2019 no tendría ninguna novedad que haga que el consumidor opte por esta marca. Habiendo otros buenos teléfonos en el mercado a un precio competitivo, la apuesta de Apple para este año parece chata y poco ambiciosa. Esperemos que se saque algo de la chistera para sus nuevos modelos porque podría ser el comienzo del fin del iPhone.

Comentarios